Nacional

Debilidad del Estado de Derecho lleva al desencanto: Córdova

El consejero presidente del INE reconoció que la 'justicia abierta' es vital para recuperar la confianza del ciudadano en las instituciones, democracia y elecciones.
Anabel Clemente
02 mayo 2017 13:36 Última actualización 02 mayo 2017 13:36
Lorenzo Córdova, consejero presidente. (Cuartoscuro)

Lorenzo Córdova, consejero presidente. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, aseguró que ante el contexto “tan delicado de nuestra vida democrática”, el desencanto con la democracia es consecuencia de la debilidad del Estado de Derecho.

“Ese desencanto, hay que reconocer, es consecuencia de la falta de resultados, de la debilidad del Estado de derecho, de la incomprensión de los ciudadanos, de los tecnicismos económicos, procedimentales, legales, técnicos, en fin, con los que operamos las instituciones públicas, de un modelo de desarrollo que está incrementando la desigualdad y la pobreza”, reconoció.

Córdova Vianello sostuvo que el término de gobierno abierto debe englobar empatía con la sociedad mexicana no sólo en materia presupuestal y en los medios de consulta, sino también en el lenguaje, “en la oportunidad de nuestras resoluciones y en la congruencia de nuestros actos de cara a la recreación democrática frente a la propia ciudadanía”.

Reconoció que existe un descontento con la democracia por la falta de resultados, y dijo que los tres niveles de gobierno deben conducirse con los principios del gobierno abierto para garantizar transparencia, participación ciudadana y colaboración, y así recuperar la confianza del ciudadano.

Janine Otálora Malassis, presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, celebró que el concepto de gobierno abierto se extienda a la práctica legislativa e impartición de justicia, y aunque el tribunal es clave para generar confianza en los procesos electorales, lamentó que la ciudadanía no confíe en instituciones y elecciones, de acuerdo con las encuestas.

“La dinámica política y social actual que tiene altos niveles de desconfianza en las instituciones, corrupción, debilidad de las autoridades, crecientes desigualdades sociales, conflictos internacionales y crisis económica, presentan retos mayores para la democracia mexicana y vislumbran escenarios complicados para los futuros procesos electorales”, reconoció.

En su oportunidad, la comisionada presidenta del Instituto Nacional de Transparencia Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Ximena Puente de la Mora, destacó que la justicia abierta es un nuevo paradigma de gestión institucional, con la que se alienta una comunicación directa entre tribunales y ciudadanía.

“La ciudadanía ha dejado de ser espectadora; hoy las y los mexicanos han decidido no sólo observar y escuchar, sino convertirse en verdaderos actores de cambio en las dinámicas públicas”.

La secretaria de la Función Pública, Arely Gómez, dijo que México goza de un marco normativo general que por primera vez el concepto de gobierno abierto, ya que la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública contempla las directrices para que los sujetos obligados implementen políticas de gobierno abierto.

Reconoció que existe un gran reto: la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción, que representa “un antes y un después en nuestra vida pública; falta mucho, pero podemos afirmar que sociedad y gobierno juntos estamos avanzando”, añadió.