Nacional

De nada servirá jugar a las guerritas con el nuevo gobierno de EU: Rivera

El Cardenal aseguró que el problema de la migración es de México: “no le echemos la culpa a los de arriba cuando nosotros no hemos hecho nuestra chamba”, sentenció.
Anabel Clemente
18 diciembre 2016 17:42 Última actualización 18 diciembre 2016 17:42
norberto rivera

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante las amenazas de deportaciones masivas una vez que el presidente electo Donald Trump asuma el poder en Estados Unidos, no es necesario "comenzar a jugar a las guerritas y menos con uno que es más grandote que nosotros", señaló el Cardenal Norberto Rivera.

En un desayuno con periodistas, el Arzobispo Primado de México destacó que no se debe cuestionar la decisión de los estadounidenses respecto al ganador de las elecciones, porque “a nosotros no nos gustaría que nos criticaran o que hicieran algo contra el gobierno que nosotros elegimos”.

El enfoque de la estrategia debe recaer en México, en qué se va a hacer para ofrecer mejores oportunidades de crecimiento a la población. El Cardenal destacó que existen sectores descuidados en el país, como el campo, el cual tiene potencial como exportador.

“Mucha de esta gente ha sido expulsada de México por necesidad, por hambre, porque no tiene qué comer, en qué vestirse, se ha visto en la necesidad de buscar otro país, y el más cecino es Estados Unidos, que le ha ofrecido mejores oportunidades; entonces el problema es fundamentalmente nuestro y tenemos que trabajar porque aquí crezcan las fuentes de trabajo y que esas fuentes sean mejor remuneradas, así que no le echemos la culpa a los de arriba cuando nosotros no hemos hecho nuestra chamba”, sentenció.

Explicó que la Iglesia no va a esperar a que entre el gobierno de Trump para preparar estrategias, aseguró que tanto en Estados Unidos como en el país ya han implementando acciones de atención a la comunidad migrante.

Así como las deportaciones son un tema de atención para 2017, una crisis económica también se prevé ante los recortes presupuestales y los anuncios sobre el bajo crecimiento del país; sin embargo, Rivera Carrera asegura que esta nueva crisis no se comparará con otras que México ya ha probado que puede superar.