Nacional

De cara a la visita Papa, Iglesia preocupada por ejecuciones en Michoacán

Leopoldo Sánchez Pérez, padre y vocero de la visita del Papa Francisco a Michoacán, aseguró que la iglesia no se puede ocupar de los homicidios y les preocupa el número en aumento de este delito en la entidad. 
David Saúl Vela
24 enero 2016 20:10 Última actualización 24 enero 2016 20:11
El Papa dijo que se necesita un compromismo consensuado contra el calentamiento lobal. (Reuters)

El Papa dijo que se necesita un compromismo consensuado contra el calentamiento lobal. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- El padre Leopoldo Sánchez Pérez, vocero de la visita del Papa Francisco a Michoacán, manifestó su preocupación por el número de ejecuciones registradas en la entidad, que en lo que va de 2015 suman ya más de 50.

“Lo voy a decir como vocero de la visita: sí nos preocupa, pero nuestra labor no siempre será precisamente una labor pública de declaraciones, de confrontaciones, sino estamos realizando una labor muchas veces subterránea, en una implementación de valores, y tan nos preocupa que los párrocos no dejan sus parroquias, acompañan a sus pueblos en la situación en la que esté…”, dijo en conferencia de prensa.

En lo que va de 2016, en Michoacán han ocurrido 54 ejecuciones por disparo de arma de fuego, se trata de un promedio diario superior a los dos homicidios. Al respecto, el clérigo Sánchez Pérez aseguró que esta situación también ocupa a la Iglesia Católica.

“Todos aquellos que están trabajando por superar toda esta cultura de muerte y de violencia, a veces motivados por razones de fe, ese también es un trabajo que está haciendo la Iglesia para tratar de mitigar y eliminar esta situación de violencia y muerte que desgraciadamente, en momentos, sentimos tan evidente”, señaló.

Aseguró que aunque no corresponde a la Iglesia este tipo de temas, ya se inició con la difusión de un mensaje de paz, a través de las homilías en todas las parroquias de la entidad.

El cardenal Alberto Suárez Inda, aseguró que el Papa Francisco no será quién, de la noche a la mañana, pueda resolver la situación por la que atraviesa Michoacán. “No nos pongamos nerviosos. El Papa no va a revolucionar el mundo, no va a cambiar radicalmente las cosas con una varita mágica”.

El Papa Francisco estará en Michoacán el 16 de febrero próximo donde se tiene previstos tres eventos en Morelia, capital de esa entidad.