Nacional

Dan 30 días a extesorero de Javier Duarte para defenderse del desafuero

El legislador priista tendrá este plazo para ofrecer y desahogar pruebas, ya que se le acusa por los delitos de peculado, abuso de autoridad, tráfico de influencias y desvío de recursos por 23 mil 156 millones de pesos.
Víctor Chávez
14 febrero 2017 13:32 Última actualización 14 febrero 2017 13:32
Antonio Tarek Abdala Saad

Antonio Tarek Abdala Saad fue tesorero durante la administración de Javier Duarte. (Tomada de Facebook)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Cámara de Diputados abrió un periodo de 30 días naturales -a partir de mañana miércoles- para que el extesorero del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, el diputado priista Antonio Tarek Abdala Saad, presente pruebas y se defienda en contra de la solicitud de desafuero que presentó la Fiscalía de su estado.

El legislador priista tendrá este plazo para el ofrecimiento y desahogo de pruebas, ya que se le acusa por los delitos de peculado, abuso de autoridad, tráfico de influencias y desvío de recursos por 23 mil 156 millones de pesos, cuando fungió como tesorero de la Secretaría de Finanzas de Veracruz, en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

El presidente de la Sección Instructora -órgano encargado del proceso de desafuero en San Lázaro- Ricardo Ramírez Nieto, explicó que de esos 30 días naturales, los primeros cinco serán para que ambas partes puedan aportar pruebas y los siguientes 25 para su desahogo.

El periodo comenzará a contarse a partir del día de mañana miércoles 15 de febrero, una vez que, hoy martes, ambas partes sean notificadas sobre el acuerdo que tomó la Sección Instructora, abundó.

Ramírez Nieto informó que el diputado Abdala Saad respondió en tiempo y forma, el pasado jueves, a las acusaciones que le imputa la Fiscalía General de Veracruz, arguyendo su inocencia.

“Les puedo comentar que (Abdala Saad) se opone tajantemente a la pretensión de la Fiscalía de Veracruz”, expuso.

Aseveró que “argumenta lo que naturalmente argumentaría alguien que no está conforme, la inocencia y la no participación en los hechos que le están imputando. Toralmente eso es lo que él está contestando, aparte de otras cuestiones de procedimiento”, externó.

Dijo que transcurridos los cinco días de aportación de pruebas de las partes, la Sección Instructora se volverá a reunir para revisarlas.

Concluido el periodo de 30 días de ofrecimiento y desahogo de pruebas, se concederán seis días para que las partes puedan analizar lo que se resolvió, y luego se abrirá un periodo de seis días para que emitan sus alegatos y, posteriormente, la Sección Instructora tendrá un dictamen, expuso.