Nacional

Cuernavaca asfixiada por inseguridad y marchas; empresarios tocan ‘fondo’

Empresarios hacen llamado a los tres niveles de gobierno “a ponerse de acuerdo” para reactivar la economía.
Corresponsal Jesús Castillo
25 julio 2016 17:25 Última actualización 25 julio 2016 17:25
balacera. Policía estatal, ayer, durante la inspección del lugar en el que fueron baleadas una mujer embarazada y su hija, en Cuernavaca. (Especial)

Policía estatal, durante la inspección del lugar en el que fueron baleadas una mujer embarazada y su hija, en Cuernavaca. (Archivo/Especial)

CUERNAVACA.- Los empresarios de Morelos “ya tocaron fondo” y este día hicieron un enérgico llamado a los tres niveles de gobierno para que “se pongan de acuerdo” y tomen las medidas necesarias para reactivar la economía en esta ciudad que todos los días se ve afectada por marchas de inconformidad, bloqueos, e incluso remodelaciones innecesarias.

Su petición de ayuda incluye también a los medios de comunicación, a quienes hicieron un llamado a “solidarizarse con las más de 45 mil familias que viven del turismo y que inviten a la gente a visitar Cuernavaca, aunque no dudamos que haya desmembrados”, dijo Arturo Contreras, representante de los restauranteros, en alusión a que el fin de semana, mientras el gobierno impulsaba el hashtag #VenaCuerna se encontró un cuerpo descuartizado al norte de la ciudad capital.

Andrés Remis, presidente de la asociación de discotequeros y espectáculos del estado de Morelos; Julieta Goldz, presidenta de Canirac; Alejandro Uribe Carbajal, presidente de Canaco y Arturo Contreras, presidente de Tesoros de México capítulo Morelos, aseguraron que el llamado es a los tres niveles de gobierno para que cada uno realice lo que le corresponda para devolver a Morelos la tranquilidad y el empleo.

“Todos los días desde muy temprano y hasta muy altas horas de la noche los empresarios estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para que esas 45 mil familias puedan continuar trabajando”, acotó Arturo Contreras, quien aseguró que sí hay crímenes, pero no en los niveles que registran ciudades como Acapulco.

Explicaron que no sólo es la inseguridad el problema para los prestadores de servicio, sino también las constantes marchas y plantones que afectan Cuernavaca, e incluso la remodelación del zócalo de Cuernavaca que ya lleva varios meses y que significará una erogación de 49 millones de pesos, gasto innecesario para algunos sectores de la sociedad.

Por ejemplo, este día integrantes de Antorcha Campesina paralizaron el centro de Cuernavaca en protesta porque el gobierno no les ha dado respuesta satisfactoria a sus demandas, en tanto que la semana pasada los sindicatos de los tres poderes de Gobierno mantuvieron un plantón frente a la sede legislativa para expresar su inconformidad por una reforma a la Ley del Instituto de Crédito para los trabajadores del Estado.

Lo anterior, sin contar con las interminables marchas de maestros de la CNTE que cada tres días realizan marchas y bloqueos.

Por eso los empresarios también pidieron a los diputados que analicen la posibilidad de regular las marchas.

Los restauranteros y prestadores de servicios turísticos admitieron que sí les afectan hechos delictivos que se registran en Morelos y que transcienden al resto del país a través de los medios de comunicación.

Por ejemplo, el asesinato de una mujer embarazada y su pequeña hija de cinco años en la colonia Alta Vista por una supuesta venganza entre narcos; la ejecución de una empresaria a plena luz del día cuyos vecinos aseguraron que había sido amenazada por la delincuencia organizada para obligarla a pagar “derecho de piso”; y el secuestro de una mujer a la que regresaron a su casa sin tres dedos después de pagar un rescate.

Pero según los empresarios, ellos prefieren que ese tipo de “casos aislados” no trasciendan más allá de los límites del estado, para que la gente siga viniendo a Morelos y no les afecte, todavía más, en sus ingresos.