Nacional
ENTREVISTA
Gabino Cué, gobernador de Oaxaca

Cué: decisión de cambiar estrategia ante CNTE se gestó hace 8 meses 

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, admitió que pasaron 23 años para tomar esta decisión en cuanto a la IEEPO, pero que desde hace ocho meses se planteó la estrategia. 
Susana Guzmán
22 julio 2015 0:8 Última actualización 22 julio 2015 5:0
El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, junto con funcionarios del gobierno federal, tras dar a conocer la desaparición del IEEPO, ayer. (Cuartoscuro)

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, junto con funcionarios del gobierno federal, tras dar a conocer la desaparición del IEEPO, ayer. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El cambio en la estrategia educativa en Oaxaca se gestó desde ocho meses atrás en una coordinación estrecha con el gobierno de Enrique Peña Nieto, afirmó el gobernador de Oaxaca Gabino Cué, quien manifestó que incluso el 14 de octubre de 2014 nombró a Moisés Robles director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), para ir trabajando en este proceso de reestructuración que ayer entró en vigor.

En entrevista con El Financiero, el mandatario estatal señaló que por esa razón Robles quedará al frente del nuevo instituto e incluso “está teniendo ya contacto con el magisterio de Oaxaca”.

Gabino Cué señaló que esta decisión no rompe el diálogo con los maestros de la Coordinadora de Trabajadores de la Educación (CNTE), aunque aclaró que los encuentros futuros ya serán dentro del marco de la nueva institución.

“No se ha roto el diálogo, por el contrario, ya se están dando los acercamientos y el propio secretario de Gobierno ha platicado con el secretario del Sindicato a quien expresó cuál es la posición. En cuanto se requiera de una mesa de diálogo la atenderemos, pero en el nuevo marco de la institución”, dijo.

Detalló que esta decisión no es de ahorita sino que se produjo meses atráscuando “fuimos abrazando muchos temas pero sentimos que ya era tiempo dar un paso más para llevar a cabo la plena implementación de la reforma educativa”.

Todo esto, dijo, en coordinación con el gobierno del presidente Enrique Peña; con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio; con el subsecretario Enrique Miranda, con el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet.

“El instituto tendrá las unidades administrativas y el personal de dirección y técnico y administrativo suficiente para despachar todas las responsabilidades. Habrá un nuevo reglamento, una nueva estructura y un presupuesto autorizado para su funcionamiento”, agregó.

Comentó que más que un golpe de timón, “este es un buen paso y ahora yo creo que hay que hacerle un llamado a los maestros para que lo vean con simpatía, en virtud de que es una decisión del estado, que le corresponde al estado y que en ningún momento va a afectar sus derechos laborales”.

-¿Por qué se dejó pasar tanto tiempo para tomar una decisión de este tamaño?
-Pasaron tan sólo 23 años, efectivamente son muchos años. Hay cosas que condicionan a veces tomar ese tipo de decisiones. Hoy después de todo un proceso de análisis, de visión, de mucho diálogo que tuvimos con los maestros, que atendimos muchas de sus preocupaciones, planteamientos, y al haber visto ya la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el sentido de la validez de la ley, todo esto contextualizó la necesidad de tomar una decisión. Ahora hay que construir y reencausar todo lo que tenga que ver con la parte educativa en Oaxaca.

-¿Ahora que sigue, porque la CNTE dice que no va a dejar que le quiten lo que tiene?
-Hay un posicionamiento de orden político, estas posiciones no son de orden laboral. Los derechos laborales de quienes trabajaron ahí no se van a ver afectados, ellos tendrán que regresar a un centro educativo y prestar su servicio pero ya no podrán hacerlo dentro de una estructura administrativa que es del gobierno. La estructura es del gobierno no es del sindicato.