Nacional

Crean biobanco de ADN en Iguala para buscar desaparecidos 

Este domingo el investigador Ernesto Schwartz y la activista de Ciencia Forense ciudadana, Julia Alonso Carbajal, empezaron con la toma de muestras; explicaron que se tienen contempladas 500 muestras para este municipio de Guerrero. 
Natividad Ambrocio / corresponsal
22 marzo 2015 19:14 Última actualización 22 marzo 2015 19:14
A raíz del caso Iguala se han contabilizado muchos más incidentes de desaparición en este municipio. (Cuartoscuro)

A raíz del caso Iguala se han contabilizado muchos más incidentes de desaparición en este municipio. (Cuartoscuro)

IGUALA.-Después de cuatro meses, la organización de Gobernanza Forense Ciudadana, (GFC) y por primera vez en el país se toman muestras de ADN a 28 familias de personas desaparecidas en Iguala y otros municipios vecinos, con las cuales se conformará un biobanco de datos independiente al de la Procuraduría General de la República, (PGR).

Este domingo, a partir de las 11 de la mañana, en las instalaciones del centro cultural la Pérgola, ubicado a un costado del Monumento a la Bandera del centro de la ciudad y bajo un fuerte operativo de seguridad por parte de elementos de la policía federal y la Gendarmería, los integrantes de la organización Gobernanza Forense Ciudadana (GFC),encabezados, por el investigador Ernesto Schwartz y la activista de Ciencia Forense ciudadana, Julia Alonso Carbajal, empezaron con la toma de muestras.

De manera previa, los organizadores, explicaron a las familias presentes, el proceso que conlleva la aplicación de la muestra de ADN que consiste en un raspado bucal que recoge células epiteliales, por medio de un hisopo con el cual se analizarán y obtendrán los perfiles de todos los participantes.



Julia Alonso, mencionó que tienen 7 años buscando a su hijo y que han no lo encuentra y que el peregrinar que están haciendo los padres de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos, ella, ya lo hizo por lo que está propiciando las condiciones para que más familiares sigan buscando a sus seres queridos.

Por su parte, el investigador e integrante de Gobernanza Forense Ciudadana, Ernesto Schwartz de la Universidad de Durham, Inglaterra, explicó en el 2012, propuso crear una base de datos de ADN de familiares de personas desaparecidas en el país, con la cual los ciudadanos puedan presionar a las autoridades y obligarlas a analizar los restos encontrados en diversas fosas comunes para ver si corresponden a su pariente.

Agregó que el proyecto es financiado por el Consejo de Investigación Económica y Social de Gran Bretaña luego de que ganará el premio Transformative Research Action, pretende involucrar a las víctimas en el proceso de búsqueda de sus familiares, dándoles los elementos para que participen en las investigaciones junto con el gobierno, y transparentado un proceso que normalmente es hermético y cerrado.

El activista explicó que el proyecto tienen contempladas mil 350 pruebas y 500 de ellas son para el municipio de Iguala, “En un principio eran mil 500 pero por realizar pruebas de muestras sólo quedaron mil 350 y de ellas 500 son de Iguala”.

Finalmente uno a uno de los familiares, llenaron un formato que consistía en datos de su pariente desaparecido como de ellos y pasaron después a practicarse la muestra de ADN.

En ese lugar, y por el llamado de Julia Alonso, coordinadora de Ciencia Forense Ciudadana, asistió personal de La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), quien fuera expulsado de las instalaciones de la parroquia de San Gerardo debido a que no cumplía con la ayuda a los familiares.

En entrevista, Julia Alonso, activista de Ciencia Forense Ciudadana, argumentó que la tardanza para realizar las 500 toma de muestras se debió a que no cuenta con la estructura que tiene el gobierno y que se integrara un biobanco de manera pausada.

Comentó que ellos tienen registrados unas 400 personas desaparecidas en Iguala y que México no tiene una cifra oficial ni exacta por lo que es lento el proceso además de que están depurando la lista que se elaboro con los integrantes del comité de los Otros desaparecidos.