Nacional

Corrupción, poder, diezmos... todo se heredó en Iztacalco

La exdelegada de Iztacalco, Elizabeth Mateos, dejó la demarcación en manos de su esposo Carlos Estrada; los vecinos de varias colonias están inconformes. 
Héctor Gutiérrez
09 octubre 2015 0:20 Última actualización 09 octubre 2015 5:0
La construcción de edificios es el negocio que más dejó dinero a Mateos, según vecinos. (Héctor Gutiérrez)

La construcción de edificios es el negocio que más dejó dinero a Mateos, según vecinos. (Héctor Gutiérrez)

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando Elizabeth Mateos, jefa delegacional durante el trienio 2012-2015 concluyó su administración, tras de sí dejó una estela de inconformidad no sólo entre sus empleados, a quienes es bien sabido que les cobrara un “diezmo” sobre lo que percibían quincenalmente, sino entre vecinos de varias colonias que han visto cómo sus viviendas sufren las consecuencias de un boom inmobiliario que resultó altamente redituable para la hoy diputada perredista.

Aunque se han preocupado por mantenerlo oculto, ya para nadie es un secreto que el negocio que empezó Mateos con sus empleados se convirtió en práctica común y que hoy Carlos Estrada, actual jefe delegacional –y pareja sentimental de ésta–, ha decidido continuar.

Para nadie resulta extraño ver a Enrique Miranda, quien incluso es socia de Mateos en un negocio –actualmente en construcción–, en el que se expenderán comida, bebidas y hasta se podrá bailar, pasar al lugar de cada uno de los empleados de mayor jerarquía a cobrar lo que antes se denominada “el diezmo” y que, a raíz del escándalo que generó, ahora le llaman, de acuerdo con funcionarios delegacionales, que obviamente pidieron el anonimato, “la tanda”.

Sin embargo, aunque ese es un negocio que al final podría considerarse como “redituable”, resulta mínimo en comparación con lo que Mateos cobró por los permisos de construcción de varias decenas de edificios de departamentos que no cumplen con las normas de esa demarcación, y por los que, de acuerdo con Rubén Bazán, María Esther Ramírez y Leticia Gutiérrez, representantes vecinales de esa demarcación, “los desarrolladores nos confesaron que pagaron a la delegada entre 10 y 15 mil pesos por cada departamento, y actualmente se construyen alrededor de 8 mil”.

BOOM INMOBILIARIO

De algunos meses a la fecha en Iztacalco se observan grandes excavaciones en predios con uso de suelo específico para vivienda que el Zedec estableció con “H3”, es decir, donde sólo se pueden realizar edificaciones destinadas a la vivienda de no más de tres pisos; sin embargo, estas construcciones, en algunos casos, llegan a los 16 pisos.

Y aunque la ley cuenta con una excepción (la Norma 26), en la que se establece que se podrán construir dos niveles más al permitido por el Reglamento de Construcción capitalino, se establece que esta norma sólo aplicará en el caso de que las viviendas que se construyen sean de interés social, situación que en ninguno de los casos se cumple en Iztacalco, pues los departamentos nuevos rondarán entre los 2 y los 3 millones de pesos.

De acuerdo con vecinos, estas nuevas edificaciones, además, atentan contra el bienestar de los colonos, pues no existe la infraestructura suficiente como para brindarles servicios como agua, drenaje, vías de comunicación, entre otros, “lo que va a venir a complicar nuestra situación”.

Asimismo, los vecinos de Iztacalco señalaron que estas enormes excavaciones han acabado por afectar sus viviendas, las cuales lucen cuarteaduras de consideración. “Incluso hemos llamado a Protección Civil de la delegación, pero como el delegado es el esposo de Elizabeth Mateos, ni siquiera nos hacen caso”.

FIESTA... Y BALAZOS

En la toma de posesión del perredista Carlos Estrada como jefe delegacional en Iztacalco, se registró una balacera entre taxistas piratas y microbuseros que se disputaban los mejores cargos en la administración –que inició con un acto político encabezado por el esposo de Elizabeth Mateos–, la exjefa delegacional.

El saldo fue de dos hombres heridos, uno de ellos de nombre Juan Carlos González Hernández, hermano del subdirector de obras en la demarcación, Denis González, quien también es líder de los taxistas piratas.

Los hechos se registraron durante el mitin que encabezó Carlos Estrada para celebrar su toma de posesión como delegado, donde los dos grupos –microbuseros y taxitas piratas–, afines al funcionario, se enfrentaron a golpes tras discutir y pelearse el mejor lugar junto al jefe delegacional y exigir a grito abierto ser considerados para los cargos de nivel de la estructura delegacional.

Todas las notas NACIONAL
Ante el TLC, nuestros reclamos siguen siendo válidos: PRD
Peña Nieto decreta cuatro nuevas aéreas naturales protegidas
Cifra de profesores evaluados este año es inédita, destaca la SEP
Suspenden clases por nevadas en ocho municipios en Durango
INAI ordena informar sobre VIH/SIDA en Los Altos de Chiapas
“Todo se puede hackear”, pero los gobiernos son los más vulnerables
En emboscada a militares en Veracruz, tres civiles resultan muertos
Acusa Xóchitl que Romo se llevó al menos 150 mdp por corrupción
En Edomex, el PRI va a la cabeza con 32% de intención de voto
Washington, contra política migratoria de Donald Trump
EU logrará, a toda costa, que México pague el muro, advierte Pence
PRI se declara triunfador en Zacatecas
Gobierno de Veracruz realizará recortes de personal
Aumentaron agresiones a mexicanos tras victoria de Donald Trump: Anaya
AMLO pide a Mancera a definirse de cara a 2018
Diputados de izquierda deben ser ejemplo de transparencia: PRD
Empresarios denuncian cobro de piso en municipios de Edomex
Mancera estrecha lazos de cooperación con ciudades de América y Europa
Comisión de la Verdad será acto de justicia para veracruzanos: Yunes
Accidentes de autos dejan casi 6 mil muertes al año en México
No hay muros que frenen lucha contra cambio climático: Mancera
México buscará acuerdos bilaterales con países del TPP: Peña Nieto
Designan a nuevo mando en la IX región militar de Guerrero
Gobiernos obstaculizan créditos en ciudades por diferencias políticas: Mancera
Murat anuncia encuentro con la Sección 22