Nacional

Corrupción mancha la marca partidista: Enrique Ochoa

En un encuentro de más de tres horas, con diputados federales priistas, Enrique Ochoa consideró que el partido tiene oportunidad de dar la vuelta al tema de la corrupción.
Nayeli Cortés
16 agosto 2016 22:45 Última actualización 16 agosto 2016 22:45
Enrique Ochoa Reza. (Cuartoscuro)

Enrique Ochoa Reza. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente del PRI, Enrique Ochoa, afirmó que su partido tiene que demostrar con hechos que realmente combatirá la corrupción y reconoció que este tema “mancha” la reputación de los priistas y la marca partidista.

Ochoa Reza se reunió con diputados federales priistas integrantes de la 63 legislatura encabezados por su coordinador, César Camacho.

En el encuentro de más de tres horas, algunos legisladores señalaron los actos de corrupción en que han incurrido militantes priistas y también denunciaron que delegados del gobierno federal en los estados han operado en favor del PAN y con ello han traicionado al partido.

En respuesta, el líder partidista consideró que el partido tiene oportunidad de dar la vuelta al tema de la corrupción.

Si demostramos con acciones el combate a la corrupción al interior del PRI y también señalando a los otros partidos políticos que tienen notables actos de corrupción y de falta de rendición de cuentas y de transparencia, nuestro gobierno tiene la oportunidad de darle la vuelta al tema”, indicó en el encuentro realizado en el auditorio Plutarco Elías Calles de la sede nacional del partido.

Reiteró que el PRI tiene que ser garante de la transparencia y la rendición de cuentas de los gobiernos emanados de sus filas, porque “cuando no lo hacemos, la reputación que queda manchada es la de cada uno de nosotros y la de la marca del partido, y nos afecta de manera terrible”.

Dijo que la corrupción debe ser denunciada clara y directamente, pero de manera institucional.

“Exijamos a las instituciones correspondientes que analicen los casos; démosle seguimiento puntual a la presentación de pruebas y que el procedimiento se haga conforme a derecho”, pidió.

También enfatizó que una vez que el PRI “limpie la casa” señalando los actos de corrupción de sus militantes debe, a su vez, asumir la responsabilidad de señalar las conductas de panistas, perredistas y morenistas que también los cometan.


“Tenemos que tomar la agenda anticorrupción de frente, hacerla nuestra y demostrarlo en los hechos, porque los otros partidos sólo pueden hablar de ella, nosotros podemos hablar de ella y en los hechos demostrar que, lo que decimos lo cumplimos. Y la sociedad inmediatamente nos va a ver de manera distinta. No podemos tapar el sol con un dedo”, puntualizó.

Hasta ahora, el exgobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, ha sido vinculado a proceso por ejercicio indebido de funciones al otorgar apoyos ilegales a una empresa automotriz; además, la gestión del gobernador de Veracruz, Javier Duarte, es investigada por la PGR, luego de que el SAT detectara que más de 20 empresas fantasma firmaron contratos con dependencias estatales.

Contra ambos priistas existen solicitudes de suspensión de derechos partidistas y eventual expulsión, lo mismo que contra los mandatarios de Quintana Roo, Roberto Borge y de Chihuahua, César Duarte.