Nacional

Corredor Chapultepec
no costará ni un peso
a los capitalinos 

Se invertirán mil 300 mdp en la obra, los cuales serán del sector privado; nada se vende y sí genera un ingreso para el GDF, explica la titular de ProCDMX.
Héctor Gutiérrez
26 agosto 2015 0:14 Última actualización 26 agosto 2015 5:0
El corredor será un espacio cultural y comercial. (Especial)

El corredor será un espacio cultural y comercial. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Corredor Cultural Chapultepec podría es una obra de más de mil 300 millones de pesos, en el que la administración capitalina no invertiá un solo peso, ni en su edificación ni en su mantenimiento, pero que sí recibirá una remuneración mientras dure la concesión.

Chapultepec, una avenida que ha resistido los embates del tiempo, de los fenómenos naturales, de la sobrepoblación y el tránsito vehicular desenfrenados, del comercio ambulante, ya no puede más.

Con un potencial económico, turístico y social enorme, este espacio urbano con una tradición vastísima, se coloca en la mira de las autoridades, de desarrolladores, de inversionistas y hasta de grupos de vecinos que, una vez que conocieron el proyecto se sumaron abiertamente a este que es uno de los más ambiciosos de la administración capitalina.

Edificios, plazas, templos, glorietas, viejas casonas, el metro como gran símbolo de la modernidad… todo sigue ahí, resistiendo.

Del antiguo Acueducto de Chapultepec aún hay huella; fue remozado durante la época virreinal en 1779 con más de 900 arcos de piedra, de cuales se conservan 20 convertidos en fuente ornamental.

Sin embargo, hoy en día hay edificios grafiteados, lotes baldíos, casonas transformadas en bares y restaurantes, talleres y algunos negocios de barrio, además de espacios abandonados y en mal estado por el terremoto de 1985.

El Corredor Cultural Chapultepec irá de la glorieta de Insurgentes a la calle Lieja en la que se construirá una estructura elevada, donde las aceras peatonales se ensancharán y también se mantendrán cuatro carriles para autos por cada sentido.

Sin embargo es mucho más que eso: son jardines, cine, teatro, restaurantes, librerías, fuentes, espacios culturales, comerciales, de esparcimiento, en fin, un nuevo rostro.

De acuerdo a Simón Levy, titular de ProCDMX y responsable del Corredor, para llegar a este proyecto final hubo la necesidad de invertir dos años de trabajo en elaborar infinidad de estudios, que van desde los más técnicos hasta aquellos que tomaran en cuenta la opinión de vecinos y potenciales usuarios.

Así, se llegó a un innovador esquema de Asociación Pública y Privada en el que la administración capitalina no invertiría un solo peso en este proyecto, ni en su edificación ni en su mantenimiento, pero que sí recibirá una remuneración mientras dure la concesión.

La tarea fue invitar a una serie de empresas asociadas a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción para, después de un proceso de selección, elegir a la empresa ganadora, que finalmente fue Banco Invex, que deberá invertir recursos propios por mil millones de pesos para el desarrollo de la infraestructura y mil 700 millones de pesos más, a 40 años, como costo de mantenimiento.

“Estos recursos, como puede observarse, no saldrán de las arcas del gobierno de la ciudad sino de un ente privado y, lo mejor de todo es que nada se privatiza, nada se vende y sí genera un ingreso para la administración capitalina”, explicó Levy.

Detalló que la infraestructura del parque lineal se dividirá en siete tramos, que se escogerán en un concurso público arquitectónico.

placehold54_corredor_chapultepec er