Nacional

Contraloría de la CDMX alista auditoría cibernética a verificentros

El contralor, Eduardo Rovelo Pico, dijo que para evitar la modificación de los softwares, se inspeccionarán si los sistemas tecnológicos y administrativos de los verificentros son adecuados en la medición de contaminantes de los vehículos.
Felipe Rodea
31 marzo 2016 10:43 Última actualización 31 marzo 2016 10:51
Verificentros

La Contraloría verificará que efectivamente las plataformas y los softwares no tengan diferencias en su aplicación. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- El contralor capitalino, Eduardo Rovelo Pico, adelantó que se realizarán dos auditorías a todos los verificentros en la Ciudad de México, para verificar si sus sistemas tecnológicos y administrativos son adecuados en la medición de contaminantes de los vehículos.

Asimismo, informó que acudirá directamente a los verificentros a donde la principal queja es la existencia de coyotes o gestores que se dedican a facilitar los trámites a los ciudadanos y los civiles que sean sorprendidos, serán remitidos a las autoridades correspondientes y los funcionarios, serán sancionados por la Contraloría.

Entrevistado tras su comparecencia en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), afirmó que para evitar la modificación de los softwares, se realizará una auditoría cibernética. 

Por ello “estamos haciendo dos auditorías, una por lo que hace a la cuestión administrativa y otra por la cuestión tecnológica. La Contraloría tiene que verificar que efectivamente las plataformas y los softwares que las sostienen no tengan diferencias en su aplicación”.

Luego de recordar que el año pasado se cerraron 17 verificentros indicó que la contingencia obligan a replantearse el tema ambiental; “tenemos que ir a los verificentros y verificar si efectivamente sus sistemas tecnológicos son adecuados. Hay un conocimiento público de que en los verificentros aunque no tengas las condiciones, te permiten que obtengas un beneficio y eso se va a acabar”.

Aseguró que la Contraloría que se sancionará y se pondrán a "disposición a las personas que se dedique a ser intermediarios (coyotes o gestores) o a hacer actos irregulares, ya sea en el ámbito de la competencia del órgano investigador (PGJDF) y si son servidores públicos, aplicará la sanción correspondiente la Contraloría”.