Nacional

Cónsul afirma que promueven los derechos de los indocumentados

En entrevista con EL FINANCIERO, el cónsul general de Chicago, Carlos Martín Jiménez, señala que se ha pasado de atender 300 a 600 personas al día; agrega que desde que inició la campaña electoral en Estados Unidos se han realizado 321 jornadas informativas a la población mexicana.
Anabel Clemente 
14 febrero 2017 23:28 Última actualización 15 febrero 2017 5:0
El Viacrucis del migrante partió el pasado 15 de abril desde Guatemala y a recorrido varios estados de México. (Cuartoscuro)

El Viacrucis del migrante partió el pasado 15 de abril desde Guatemala y a recorrido varios estados de México. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La preocupación de los mexicanos que viven en Estados Unidos ante la amenaza de deportaciones masivas también se vive en Chicago, ciudad santuario de migrantes; con el gobierno de Donald Trump, la atención a connacionales se ha duplicado en el consulado.

En entrevista, el cónsul general de Chicago, Carlos Martín Jiménez, señala que se ha pasado de atender 300 a 600 personas al día; agrega que desde que inició la campaña electoral en Estados Unidos se han realizado 321 jornadas informativas a la población mexicana.

“Hay dos caminos por los que se ha incrementado la demanda de nuestros servicios, primero, el del área de protección, y (segundo) muchas consultas, muchos inicios de trámites para poder regularizar su situación, porque algunos ya tienen alguna conexión que les permite en alguna corte migratoria tener la posibilidad de una residencia”, comparte a El Financiero.

Explica que Chicago, al ser una ciudad santuario, no permite que sus policías participen en redadas para detener a indocumentados, ante los rumores de que en estados como California y Arizona se realizan detenciones arbitrarias.

Ante ello, explica que de darse alguna detención de este tipo, lo que el connacional debe hacer es exigir que se le avise al consulado, para que reciba asesoría.

“Estamos difundiendo mucho la importancia de que tengan acceso, que puedan contar en ese momento con asesoría; que tienen derecho a pedirlo, no es algo que migración tiene que decir sí o no, ellos son parte de la Convención de Viena y tienen que respetar esos procedimientos, cualquier mexicano que sea detenido está en su derecho de pedir que primero se informe a su consulado, obviamente nosotros les aconsejamos que no firmen absolutamente nada, que no hablen del tema migratorio hasta que no tengan un abogado presente”, apunta el cónsul.

Jiménez Macías recuerda que esas medidas también se deben aplicar en casa, ya que si un agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) llega al domicilio de un connacional este puede no abrirle la puerta si no lleva consigo una orden firmada por un juez.

“No tienen ningún derecho a entrar a su casa, en ese momento pueden reportarlo a los teléfonos del consulado, del CIAM (Centro de Información y Atención a Mexicanos) o llamar a un abogado. Entonces les pedimos que tenga mucho cuidado, que no entreguen documentos. Hoy más que nunca es necesario informar porque mucha gente es víctima porque no está bien informada y no sabe cómo proceder, simplemente se asusta, los hacen firmar documentos, por eso mismo no deben firmar nada hasta que no tengan a un abogado con ellos o no esté actuando su consulado”, señala.

El cónsul recuerda que en dado caso de ser detenido se puede buscar un juicio ya que si se sigue el debido proceso, en primer lugar no puede ser deportado mientras el caso esté en la Corte, y en segundo lugar puede haber recursos para que la Corte falle a favor: tener hijos estadounidenses, llevar más de 10 años viviendo ahí, haber pagado impuestos o tener un negocio.