Congreso reconoce labor de Marina, critican Ley de Seguridad Interior
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Congreso reconoce labor de Marina, critican Ley de Seguridad Interior

COMPARTIR

···

Congreso reconoce labor de Marina, critican Ley de Seguridad Interior

La senadora del PRD, Angélica De la Peña, pidió a la Mesa Directiva sustituir seguridad interior por seguridad pública, debido a que son funciones que realiza actualmente.

Víctor Chávez
30/05/2018
Patrulla Marina de la Semar.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En el marco de la conmemoración de los 101 años del Día de la Marina Armada de México, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó en el Pleno un reconocimiento a esta institución “que ha servido con lealtad y patriotismo a los mexicanos”.

En el pronunciamiento público, leído por el presidente del Senado y de la Comisión Permanente, el panista Ernesto Cordero, destaca el "desempeño notable y eficiente" de dicha institución.

“El 1 de junio de este año, la Marina Armada de México cumple 101 años, tiempo durante el cual ha servido con lealtad y patriotismo a los mexicanos, al haber proporcionado eficientemente servicios de ayuda humanitaria, de salvaguarda a la seguridad nacional y en los últimos años de seguridad interior, con su participación en operaciones de combate al crimen organizado, con un desempeño notable", señala el escrito.

La Secretaría de Marina "se ha consolidado como una de las instituciones más respetadas en nuestro país y en el mundo. Sus acciones de protección y salvamento son de las más homenajeadas por la ciudadanía. El desempeño de quienes integran la Marina Armada, se encuentra sólidamente demostrado", añadió.

"Por lo anterior y en ocasión de su 101 aniversario, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión agradece a quienes integran esta noble institución, su entrega y compromiso con México, y les expresa un gran reconocimiento y envía felicitaciones a todos los integrantes de la Marina Armada de México”.

En un largo debate, la senadora del PRD, Angélica De la Peña, pidió a la Mesa Directiva sustituir seguridad interior por seguridad pública, debido a que son funciones que realiza actualmente, además, porque la Ley de Seguridad Interior está sujeta a una controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, señaló.

El senador Manuel Bartlett Díaz, de Morena, propuso que, en lugar de seguridad pública, se cambie por seguridad nacional. La diputada perredista Cristina Gaytan y el diputado Agustín Basave, del mismo partido, propusieron que sólo quedase la palabra seguridad.

Las objeciones referidas fueron precedidas de la aclaración de los legisladores de que no escatiman reconocimiento alguno a la Marina Armada de México como institución, ni a sus elementos que la integran. Incluso destacaron su gran valía para el país y los mexicanos.

A favor del texto, el senador del PRI, Enrique Burgos, refirió que la seguridad interior está asentada en la Constitución. El diputado Arturo Huicochea Alanís, también priista, añadió que la seguridad interior y seguridad nacional están definidas en el texto de la Carta Magna.

El senador expanista y hoy sin partido, Javier Lozano, leyó el artículo 89 constitucional que refiere que entre las facultades y obligaciones del Presidente es “preservar la seguridad nacional, en los términos de la ley respectiva, y disponer de la totalidad de la Fuerza Armada permanente”.

“Es decir -dijo- el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea se utilizan para garantizar la seguridad interior y defensa exterior de la Federación” y no se debía confundir el espíritu del texto constitucional con la Ley de Seguridad Interior, pues son cosas distintas, explicó.

La senadora priista, Yolanda de la Torre, acusó a los legisladores de izquierda de generar "una discusión estéril, y que lo que se encuentra en el fondo de ella es protagonismo, porque le están regateando, pichicateando a la Marina el gran trabajo que hace por este país”.

Al final del debate, el pronunciamiento fue puesto a votación económica y se avaló por mayoría en sus términos. La izquierda votó en contra.