Nacional

Congreso michoacano pide a EU aplique ley por muerte de mexicano

Los diputados de la entidad consideran insuficiente la reacción del gobierno federal,  por lo que solicitaron al presidente Enrique Peña Nieto eleve una enérgica protesta en contra del gobierno de Barack Obama "por las recurrentes violaciones a los derechos humanos en contra de migrantes mexicanos".
Arturo Estrada/Corresponsal
17 febrero 2015 14:29 Última actualización 17 febrero 2015 14:29
Congreso de Guerrero (Tomada de Facebook oficial del Congreso de Guerrero/Archivo)

Congreso de Guerrero (Tomada de Facebook oficial del Congreso de Guerrero/Archivo)

MORELIA. El Congreso de Michoacán exigió al gobierno de Estados Unidos que aplique todo el peso de la ley en contra de los policías que dispararon al migrante Antonio Zambrano Montes, quien fue abatido la semana anterior sin representar peligro para los uniformados.

El hecho registrado en imágenes de video y suscitado en Pasco, Washington, generó una gran ola de indignación tanto en Estados Unidos como en México, lo que propició una reacción diplomática por parte del gobierno mexicano.

Empero, para los diputados michoacanos la reacción federal ha sido insuficiente por lo que acordaron un punto de acuerdo en el que se le solicita al presidente Enrique Peña Nieto eleve una enérgica protesta en contra del gobierno de Barack Obama "por las recurrentes violaciones a los derechos humanos en contra de migrantes mexicanos".

Tras presentar el referido punto de acuerdo parlamentario, el diputado Omar Noé Bernardino Vargas calificó de "cobarde el asesinato de nuestro paisano" Antonio Zambrano quien era originario de "La Parotita", municipio de Aquila.

Ante los diputados michoacanos, Bernardino Vargas demandó que el gobierno estadounidense debe ejercer una investigación transparente para que se castigue a los asesinos y el hecho de Apasco no quede en la impunidad.

Más adelante y desde la máxima tribuna del estado, el diputado de extracción priísta hizo notar que la muerte de Zambrano Montes ha dejado en el desamparo a su familia, la cual debe de ser indemnizada como lo establecen las leyes en el vecino país del norte.

Bernardino dijo que sólo por el hecho de haber lanzado unas piedras a un automóvil, el migrante michoacano fue asesinado de forma cobarde por policías que dejan en claro su clara violación a los derechos humanos.

Posteriormente, solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores que agilice el traslado del cuerpos de Antonio Zambrano quien será enterrado en su tierra natal, "La Parotita", Michoacán.

Enseguida, el diputado perredista, Elías Ibarra Torres, recordó que en los últimos nueve años en Estados Unidos han sido asesinados 74 mexicanos migrantes, según cifras de Relaciones Exteriores.

En este sentido, Ibarra Torres agregó que 24 migrantes han sido abatidos por la patrulla fronteriza y 48 por autoridades locales del vecino país del norte, por lo que el asesinato de Zambrano "no es un hecho aislado".

Y lamentó que sólo nueve casos hayan sido resueltos por las autoridades a favor de los afectados, lo que deja ver que existe impunidad para los policías cuando se trata de asuntos relacionados con migrantes mexicanos.