Nacional

Congreso de Guerrero aprueba cheques en blanco para créditos

Esta iniciativa, aprobada por la totalidad de los legisladores locales, permite solicitar créditos bancarios por un monto superior a los mil 800 millones de pesos, con los cuales deberán realizar obras públicas en sus municipios sin algún tipo de restricciones. 
Enrique Villagómez/Corresponsal
07 abril 2017 17:22 Última actualización 07 abril 2017 17:24
 [Los bancos ya no pagarán cheques al portador por más de 5 mil pesos a partir del 2 de enero de 2014. / Bloomberg] 

[Los bancos ya no pagarán cheques al portador por más de 5 mil pesos a partir del 2 de enero de 2014. / Bloomberg]

Acapulco Gro; a 07 de Abril del 2017.- El Congreso de Guerrero aprobó vía “fast track” una iniciativa que permite a los ayuntamientos de esta entidad, solicitar créditos bancarios por un monto superior a los mil 800 millones de pesos, con los cuales deberán realizar obras públicas en sus municipios.

Sin embargo, dicha iniciativa que fue aprobada por 42 de los 46 legisladores locales, no observa ningún tipo de restricciones y ello podría servir como “un cheque en blanco” para aquellos alcaldes que no se han distinguido precisamente por su honestidad, y que ya están trabajando de lleno en su reelección durante el 2018, denunció el diputado Ricardo Mejía Berdeja, Coordinador de la bancada del Partido Movimiento Ciudadano (MC) en el congreso local.

“Resulta muy extraño que esa iniciativa se aprobó muy rápido y sin que nadie cuestionara los criterios que se tomaron para decidir los montos de los créditos que se aprobaron para cada ayuntamiento. Como fracción parlamentaria lo hicimos, pero se impuso la mayoría de los otros legisladores, a pesar de que nadie nos explicó nada”.

De acuerdo con el decreto que emitió el Congreso de Guerrero, se autoriza a los municipios para que por conducto de servidores públicos legalmente facultados, gestionen y contraten con cualquier institución de crédito o integrante del Sistema Financiero Mexicano, uno o varios empréstitos bajo las mejores condiciones de mercado y a tasa fija por el monto que se les haya aprobado.

El mismo documento señala que los créditos contratados serán pagados con recursos que corresponden al Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), a través de un Fideicomiso de Captación, Administración, Pago y Distribución de Fondos número 2161, que administrara el gobierno estatal y al cual los ayuntamientos deberán adherirse.

De esa forma, Acapulco encabeza la lista de los 4 municipios con mayor crédito con 200 millones de pesos, seguido por Chilapa con 92 millones, Chilpancingo con 62 millones y Acatepec con 57 millones de pesos, mientras que los ayuntamientos que menos podrán pedir dinero serán Alpoyeca e Ixcateopan de Cuauhtémoc con poco más de 2 millones de pesos cada uno, Xochihuehuetlán con 3.6 millones de pesos, además de Pilcaya, Atenango del Rio, Buena Vista de Cuellar, Cualác, General Canuto A. Neri y Juchitán con apenas poco más de 4 millones de pesos cada uno.

“Con esta aprobación, se les está dando manga ancha a los municipios para que se endeuden de manera irresponsable, porque no se tienen la certeza de que se vaya a utilizar para lo que se supone que se está aprobando. Definitivamente es un retroceso porque no es un dinero regalado ya que se tendrá que pagar antes de que terminen las administraciones, y habrá que ver el tipo de intereses al que contratan esos créditos y con qué instituciones”.