Nacional

Con fallas, el penal en el que pretenden internar a Villanueva

Las tres opciones para el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva: Morelos, Durango y Chiapas. Sin embargo, siete son los penales federales evaluados, así como las islas marías.
David Saúl Vela 
25 diciembre 2016 21:8 Última actualización 26 diciembre 2016 5:0
Mario Villanueva, ex gobernador de Quintana Roo. (Cuartoscuro)

Mario Villanueva, ex gobernador de Quintana Roo. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El hospital penitenciario de Morelos, al que podría ser llevado Mario Villanueva, exgobernador de Quintana Roo, para terminar de cumplir una sentencia de 28 años de prisión que le impuso la justicia mexicana, presenta graves deficiencias.

Así lo establece un estudio de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que advierte de los riesgos de los internos que están en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (CEFEREPSI).

El informe difundido ayer explica que se determinó que en el CEFERESPI no existe un área de ingreso y/o de protección; es decir, no se tiene una eficiente separación de reos.

“Una adecuada separación contribuye al buen funcionamiento de los centros, favorece el orden y la disciplina, permite la vigilancia sobre los internos, reduce la posibilidad de conflictos y agresiones y fortalece el derecho a una estancia segura dentro de la institución”, advierte.

También carece de reglamento interno, “no obstante que la existencia de dicho documento es de gran importancia, particularmente en un establecimiento para el tratamiento de personas con discapacidad psicosocial”.

La CNDH indicó que el personal de seguridad y custodia en ese centro es insuficiente para cubrir las necesidades, lo que pone en riesgo el adecuado funcionamiento.

Reveló que el director general del CEFERESPI manifestó que no ha recibido capacitación sobre el manejo no violento de conflictos, a lo que se suma que la comida es insuficiente y/o de mala calidad.

Documentó que en ese centro se carece de una efectiva comunicación de los internos con sus familiares y abogados, ya que solo existen tres teléfonos para 284 internos.