Nacional

Complicado que haya una reforma electoral en estos momentos: Baños

El consejero del INE aclaró que la actual legislación permite la participación de los actores políticos que se perfilen incluso como aspirantes a candidaturas “siempre y cuando no llamen al voto”.
Susana Guzmán
19 noviembre 2015 13:33 Última actualización 19 noviembre 2015 13:36
Marco Antonio Baños

'No creo que se vaya a ser una reforma electoral de fondo', afirmó el consejero Marco Baños. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. En el marco del debate para ir a una reforma que regule los spots y la participación de los dirigentes de partido en éstos con fines personales, el consejero del Instituto Nacional Electoral, Marco Baños, afirmó que es complicado que exista una reforma electoral de fondo en estos momentos.

Y aclaró que la actual legislación permite la participación de los actores políticos que se perfilen incluso como aspirantes a candidaturas, “siempre y cuando no llamen al voto”.

En el marco de foro político “Para entender a México”, organizado por El Financiero, el consejero nacional manifestó: “no creo que se vaya a ser una reforma electoral de fondo, tampoco veo que los partidos políticos se vayan a meter exclusivamente con un par de temas que son la manzana de la discordia hoy día”.

Explicó que “lo que dice el artículo 3 de la Ley de Procesos Electorales, es que están prohibidos los actos electorales de precampaña o campaña pero dice que prácticamente cualquier aspirante por decir, eso lo digo yo, pueda aparecer en la pauta de los partidos políticos, siempre y cuando no hagan llamados al voto. Eso técnicamente le da la posibilidad a cualquiera de aparecer en otro tipo de mensajes que no llamen al voto”.

La otra regulación, dijo, es la de los servidores públicos, en términos del artículo 134 constitucional, porque como todo mundo sabe en la reforma del 2007 y en esta última se estableció como mandato constitucional que se emitiera la ley reglamentaria de la propaganda gubernamental, eso no ha ocurrido y ha dado pie a situaciones como lo que pasó con el Partido Verde en 2015.