Nacional

Priistas promueven nuevo código de ética acorde al SNA

En la mesa temática que se realiza en Mazatlán, los priistas buscan implementar mecanismo para combatir y abatir la corrupción, a través de un código de ética que deberán acatar militantes, funcionarios emanados del partido y candidatos.
Susana Guzmán
09 agosto 2017 13:33 Última actualización 09 agosto 2017 15:40
Enrique Ochoa, líder nacional del PRI, estuvo ayer con consejeros del Instituto Nacional Electoral.

Enrique Ochoa, líder nacional del PRI, estuvo ayer con consejeros del Instituto Nacional Electoral.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) promueve un nuevo código de ética y rendición de cuentas acorde con el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción.

Ello incluye la implementación de mecanismos para prevenir y abatir la corrupción, garantizando que la ética esté ligada a la práctica política cotidiana y que deberán acatar militantes, funcionarios públicos emanados de ese partido y candidatos.

La propuesta contempla que tantos militantes como funcionarios públicos puedan ser sujetos de investigación por una Comisión de Ética, tanto nacional como estatales, ante conductas desleales en perjuicio de la sociedad.

En la mesa de discusión sobre ética y rendición de cuentas que se desarrolla en Mazatlán, rumbo a la Asamblea Nacional del próximo sábado, se revisa el predictamen que “propone dotar a las Comisiones de Ética Partidaria de atribuciones tanto para difundir y promover de manera preventiva los contenidos éticos, como para intervenir de manera directa en las indagaciones de las denuncias que reciba; interpretar y aplicar las normas específicas; investigar y recabar todo tipo de información, además de reunir pruebas, citar personas y solicitar declaraciones, buscando de esta forma que las comisiones tengan la libertad para llegar al conocimiento de los hechos, respetando siempre los derechos humanos y las formalidades del procedimiento”.


Asimismo “se establece un amplio catálogo de deberes éticos que corresponderá cumplir a todas y a todos, a la militancia y a quienes nos abanderen en candidaturas. Este convoca a una conducta coherente, íntegra y honesta, proscribe las actividades que defrauden la confianza ciudadana y los desvíos en el uso de los recursos del Estado y del Partido, al tiempo que se promueve la transparencia, rendición de cuentas y la corresponsabilidad ante hechos que ameriten denuncia”.

De esta forma “aspiramos, desde el partido, a la construcción ciudadana de la cultura de la transparencia, acompañada de la búsqueda de mecanismos innovadores en los que el PRI ratifica su compromiso con un desempeño en el servicio público apegado a derecho, en especial de nuestros militantes en responsabilidades públicas”, agrega el predictamen.

Los priistas resaltan que esta es la gran oportunidad de la XXII Asamblea “para asumir los compromisos de construir y fortalecer la confianza ciudadana en nuestro instituto político, y el de prevenir, detectar, sancionar y erradicar los actos de corrupción, así como de trabajar para que la honestidad sea norma de conducta cotidiana en todos los sectores de la vida nacional”.

COMBATE A IMPUNIDAD, PROPUESTAS EN COAHUILA

De cara a graves rezagos y nuevos desafíos, proponemos actualizar nuestra declaración de principios para mantener vigentes los valores fundamentales del PRI, establece el pre dictamen que marcará el debate de la mesa temática que se instaló esta mañana en Saltillo, la secretaria general, Claudia Ruiz Massieu.

Entre las propuestas, se impulsa adicionar que “somos un partido que rechaza y combate la corrupción y la impunidad, al tiempo que se pronuncia en favor de la honestidad, la transparencia y la rendición de cuentas, principios que deben observar los miembros del partido cuando ocupan cargos en la administración pública, de elección, o en el ejercicio de tareas al interior de la propia organización partidista".

En ese mismo sentido, el PRI analizará el desempeño de los gobiernos emanados de sus filas, y demandará la aplicación de las sanciones legales que correspondan cuando así se requiera.

Asimismo propone garantizar los derechos políticos de las mujeres y en materia de alianzas “siempre que estén fundadas en afinidad de tendencias que se expresen en auténticos programas comunes; rechazamos aquellas que se sustentan en coincidencias de mera coyuntura, simulando la identidad política vinculante, y que solo manifiesta una simple y llana ambición de poder por el poder”.

En el tema del Estado se pretende incluir que los principios y compromisos que debe promover y realizar el Estado son: garantizar la integridad del territorio nacional, preservar la soberanía del país y el manejo sobre los recursos reservados para el dominio de la Nación.

Asimismo, se busca consolidar consolidar la República representativa, democrática, laica y federal, garantizar el ejercicio de la soberanía del pueblo a través de los Poderes de la Unión y por los Poderes de los Estados y de la Ciudad de México en lo que toca a sus regímenes interiores, promover la justicia social, impulsar la igualdad sustantiva, garantizar la vigencia del Estado de derecho y del régimen de libertades que consagra, con un firme compromiso de defensa y respeto de los Derechos Humanos y ejercer la rectoría del desarrollo nacional.

“El PRI está comprometido con la construcción de un Estado eficaz que mediante el ejercicio de una rectoría efectiva, respetuosa de derechos y libertades y sujeta en todo momento al orden constitucional, haga valer el interés superior de la nación, frente a intereses particulares o de grupo”, destaca la propuesta.