Nacional

Comando armado saquea joyería de Liverpool en Cuernavaca

El robo de esta mañana, según datos de la policía, ascendería a los cuatro millones de pesos en joyas y relojes. 
Jesús Castillo | Corresponsal
10 julio 2017 15:54 Última actualización 10 julio 2017 18:3
balacera. Policía estatal, ayer, durante la inspección del lugar en el que fueron baleadas una mujer embarazada y su hija, en Cuernavaca. (Especial)

balacera. Policía estatal, ayer, durante la inspección del lugar en el que fueron baleadas una mujer embarazada y su hija, en Cuernavaca. (Especial)

CUERNAVACA.- Un grupo de entre 15 y 20 sujetos, armados con pistolas y marros, penetró hasta la joyería de la tienda Liverpool que se ubica en el interior de la Plaza Galerías de Cuernavaca, y se llevó relojes y joyas con valor superior a los cuatro millones de pesos, informaron fuentes policíacas.

Los hechos ocurrieron durante la mañana de este lunes cuando varias camionetas, entraron en convoy al estacionamiento de la plaza que se ubica a un costado de la autopista México-Acapulco; descendieron un hombres que se cubrían el rostro, algunos con armas de fuego y otros con marros. Subieron por las escaleras eléctricas y llegaron hasta la joyería de Liverpool donde comenzaron a destrozar las vitrinas.

Luego de apoderarse de los artículos, los sujetos abordaron las camionetas para huir. Los empleados de seguridad fueron amagados y llevados a los baños.

El hecho no fue dado a conocer hasta que algunos usuarios subieron a las redes sociales, fotografías donde se observa los marros que los delincuentes abandonaron en las entradas de la tienda. Fuentes policíacas, mencionaron de manera extraoficial, que el monto de lo robado podría superar los 4 millones de pesos.

Hasta este momento la autoridad no ha dado a conocer información oficial de estos hechos.

Cabe mencionar que hace dos meses un comando similar ingresó al supermercado denominado "Mega Comercial Mexicana" ubicado en la colonia La Selva, y tomaron el control del establecimiento donde trabajadores realizaban un inventario nocturno. Luego de encerrarlos en el baño, procedieron a arrancar un cajero automático para lo cual utilizaron una cortadora eléctrica. El delito no fue consumado porque se activó una alarma y los sujetos salieron corriendo.