Nacional

CNTE bloquea plazas comerciales en Tuxtla Gutiérrez

Por segundo día consecutivo, cientos de profesores se apostaron en las principales plazas de la ciudad como parte de las protestas que mantienen en Chiapas desde el pasado 15 de mayo para exigir la abrogación de la reforma educativa.
Corresponsal Ángeles Mariscal
29 julio 2016 13:23 Última actualización 29 julio 2016 13:24
CNTE Chiapas

Continúan los bloqueos a plazas comerciales en Tuxtla Gutiérrez por parte de la CNTE. (Cuartoscuro)

TUXTLA GUTIÉRREZ.- Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) iniciaron manifestaciones afuera de las plazas comerciales de Tuxtla Gutiérrez, lo que obligó a los comercios a cerrar sus puertas.

Por segundo día consecutivo, cientos de profesores se apostaron en las principales plazas de la ciudad como parte de las protestas que mantienen en Chiapas desde el pasado 15 de mayo.

El magisterio en Chiapas, dijo José Luis Escobar, vocero de la CNTE, no ha retrocedido en su demanda para abrogar la reforma educativa.

“Llevamos dos meses y medio de manifestaciones, no nos hemos cansado y continuaremos en nuestras exigencia porque lo que está en juego es la educación pública en México”, dijo.

Este día, entró a la capital, una marcha de madres de familia provenientes de la zona norte de Chiapas, quienes durante tres días recorrieron el estado recolectando víveres para el magisterio.

Son unas dos mil personas procedentes de los municipios de Reforma, Ostuacán, Pichucalco, Juárez, Pantepec, Tapilula, Ixhuatán, Solosuchiapa, Rayón, Tapalapa y Coapilla, así como de las comunidades que se fueron integrando durante el recorrido.

Entraron a bordo de varios vehículos y realizaron un mitin frente a una de las plazas donde se manifiestan los maestros. Luego se dirigieron al lugar donde la CNTE instaló un campamento, en la plaza central de la capital.

A la demanda de la abrogación de la reforma educativa, los docentes sumaron la de la reinstalación de quienes han sido despedidos, indemnización a quienes a los heridos durante los desalojos, y pago de salarios atrasados.