Nacional

CNDH llega al malecón de Tajamar

La CNDH desplegó a visitadores en el Malecón Tajamar, zona que recientemente fue afectada por una empresa que dañó la flora y fauna del lugar al buscar construir un desarrollo inmobiliario.
Norma Anaya Rojas
22 enero 2016 19:19 Última actualización 22 enero 2016 19:19
Malecón Tajamar

(Cuartoscuro)

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer que atiende las quejas recibidas en relación con la destrucción de diversas especies protegidas en Malecón Tajamar.

Asimismo, señaló que para conocer las condiciones en las que se encuentra en manglar e integrar las evidencias en la investigación, desplegó a visitadores adjuntos de la comisión nacional al lugar de los hechos.

En un comunicado, la instancia de defensoría afirmó que las quejas se refieren a la destrucción de especies protegidas como palma Chit, manglar rojo y blanco, lo que a su vez conllevó afectaciones a las especies y las poblaciones de vida silvestre de dicho hábitat y su zona de influencia.


Afirmó que el organismo nacional realiza investigaciones tendientes a verificar la observancia de las obligaciones de respeto, protección y garantía del derecho humano a un medio ambiente sano, por parte de las autoridades involucradas en el otorgamiento de permisos, licencias y autorizaciones, así como de aquellas encargadas de vigilar el cumplimiento de la normatividad ambiental.

Indica que ya solicitó información a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), así como al Ayuntamiento de Benito Juárez, autoridades ministeriales y de seguridad, para corroborar los hechos del sábado 16 de enero pasado.

Por otra parte, la agrupación ambientalista internacional WWF fijó su postura en torno a los manglares mexicanos y el caso Malecón Tajamar. Recomendó que “se detenga inmediatamente la destrucción del manglar como parte del proyecto Malecón Tajamar Cancún, y que la Semarnat conforme a un grupo de expertos que analice la situación y provea recomendaciones específicas sobre este y otro tipo de proyectos que afecten los manglares en México”.

El organismo dijo que se debe fortalecer la capacidad de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para que verifique que se cumplan las condicionantes establecidas en las autorizaciones que otorga la Semarnat y finalmente, mejorar el proceso de las manifestaciones de impacto ambiental (MIA) para que integren la mejor ciencia y conocimiento disponible, y garanticen procesos participativos y transparentes de consulta pública.

Agrega que según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), México es uno de los países con mayor pérdida de manglares: entre 10 mil y 14 mil hectáreas de manglares se perdieron anualmente entre 1980 y 2005.

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) estimó que en 2010 México sólo conservaba un total de 764 mil 486 hectáreas de manglares, de los cuales la Península de Yucatán poseía el 54.5 por ciento y Quintana Roo el 16.7 por ciento (417 mil 025 y 128 mil 049 hectáreas, respectivamente).