Nacional

CETEG clausura oficinas de educación en Guerrero

La CETEG tomó cuatro sedes de la Secretaría de Educación Pública de Guerrero ya que el gobernador del estado, Rogelio Ortega, canceló una reunión en la que hablarían sobre la evaluación a docentes. 
Rosario García Orozco/ Corresponsal
29 julio 2015 17:44 Última actualización 29 julio 2015 18:3
CETEG

La CETEG continúa mostrándose en contra de la reforma educativa. (Archivo/Enrique Villagómez)

CHILPANCINGO.- Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG), en represalia porque el gobernador, Rogelio Ortega Martínez les canceló una reunión de trabajo este martes, clausuraron varias oficinas de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), también en el marco de sus movilizaciones contra la evaluación educativa.

El secretario general de la CETEG, Ramos Reyes Guerrero, informó que para ayer martes habían atendido una reunión con el gobernador para tomar acuerdos en torno a la reforma educativa, que incluye la exigencia de que no se aplique la evaluación para la permanencia a la docencia, pero fue cancelada sin explicación alguna.

El grupo de manifestantes irrumpieron los trabajos de la Comisión Mixta de Cambio de la SEG, por lo menos en cuatro de las diez sedes, como medida de presión para que sean atendidas las demandas laborales que datan desde hace dos años y que no son resueltas por la operación de la reforma educativa federal.

Reyes Ramos dio a conocer que se llevó a cabo una reunión con el secretario de Educación Salvador Martínez Della Rocca, quien les informó que no tenía la capacidad para resolver su pliego petitorio, por esa razón este miércoles decidieron movilizarse, "para que el gobernador Ortega Martínez declare la abrogación de la reforma educativa para Guerrero".

Los maestros también exigen reconocimiento para las 12 mil maestros quienes se encuentran en inestabilidad laboral, cuyas plazas carecen de techo presupuestal federal, además de ello hay recategorizaciones sin aplicarse, así como jubilaciones pendientes.

Los maestros disidentes se quejaron porque los pendientes del pliego petitorio, datan de por lo menos dos años, por lo que habrán de participar en la lucha nacional definitiva para el mes de septiembre, para exigir la abrogación de la reforma educativa.