Nacional

CETEG toma instalaciones de Pemex

Los profesores bloquearon los accesos a las terminales de almacenamiento de Acapulco, Iguala y Chilpancingo para manifestar su inconformidad con las reformas educativa y energética, así como exigir justicia para los 43 normalistas de Ayotzinapa.
Natividad Ambrocio/Rosario García Orozco/ Enrique Villagómez/ Corresponsales
18 marzo 2015 12:49 Última actualización 18 marzo 2015 18:16
Ceteg

Los cetegistas bloquearon los acceso de las instalaciones de Pemex ubicadas en Acapulco.

CHILPANCINGO.- Profesores pertenecientes a la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG), tomaron de forma simbólica las instalaciones de la planta de almacenamiento de Pemex que se localiza en la zona turística de Acapulco, Iguala y en esta capital.

En Acapulco, los docentes formaron una cadena humana frente al acceso de la central de almacenamiento que se encuentra cerca de las instalaciones de la Octava Región Naval, para manifestar su desacuerdo con las reformas educativa y energética, además de exigir justicia para los 43 estudiantes de la Normal rural de Ayotzinapa. 

Previo a la llegada de los mentores, personal de Petróleos Mexicanos cerraron los accesos y salidas de la planta con candados y cadenas para evitar el ingreso de personas o cualquier acción vandálica al interior de esas instalaciones.

Esta toma simbólica se da en el marco del 77 aniversario de la Expropiación Petrolera de 1938, así como parte de los acuerdos que emanaron de la asamblea estatal de la CETEG, que se llevó a cabo en Tlapa de Comonfort, el pasado lunes.

Mientras que en Iguala, los cetegistas bloquearon por dos horas las instalaciones de la Terminal de almacenamiento y reparto de Petróleos Mexicanos, ubicada a metros del lugar donde fueron asesinados y desaparecidos los normalistas.

Después de dos horas de bloqueo, los profesores marchan por calles de la ciudad con dirección al campamento en la plaza cívica de las 'Tres Garantías'.

Mientras que en Chilpancingo, los mentores tomaron de manera simultánea las instalaciones de PEMEX y gasolineras en demanda de seguridad laboral y salarial.

Acompañados por algunos padres de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa tomaron cuatro gasolineras, donde por espacio de de 40 minutos se suspendió el servicio al público.