Nacional

CDMX trabaja para sustituir energía fósil por limpia: Mancera

El jefe de Gobierno afirmó que buscan que la energía que alimenta a los equipos sean limpias, es decir que contaminen menos, y que se necesita de una fuerza de alimentación para 20 millones de personas y 5.5 millones de vehículos.
Felipe Rodea
14 abril 2016 15:14 Última actualización 14 abril 2016 15:15
Miguel Ángel Mancera durante el evento de la Fórmula E. (Cuartoscuto)

Miguel Ángel Mancera durante el evento de la Fórmula E. (Cuartoscuto)

CIUDAD DE MÉXICO.- El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera dijo que ya se trabaja para utilizar energías limpias y hacer a un lado la fósil.

Luego de poner en marcha dos plantas de bombeo de aguas residuales y pluviales, afirmó que “la capital trabaja para dar paso importante en consumo de energía, que no sea energía fósil”.

Afirmó que buscan que la energía que alimenta a los equipos sean limpias y que se necesita  “de una fuerza de alimentación a cerca de 20 millones de personas y 5.5 millones de vehículos, porque también los semáforo que regulan su paso también cuentan.

Recordó que los niveles para activar contingencias son cada vez más estrechos: “entonces la exigencia cada vez es mayor; los niveles por los que hoy se activa la precontingencia y la contingencia ambiental, 150 puntos, si este nivel hubiera esperado del 2002 al 2006, todos los días de estos años hubiera habido precontingencia, todos los días”.

Por otra parte, Mancera Espinosa, puso en operación dos plantas de bombeo de aguas residuales y pluviales: “Nicolás San Juan” y "Churubusco", que fueron rehabilitadas con una inversión aproximada de 150 millones de pesos en beneficio de cerca de 200 mil capitalinos que habitan en las delegaciones Benito Juárez, Coyoacán y Álvaro Obregón.

En el evento en que estuvo acompañado por el jefe delegacional de Benito Juárez, Christian von Roehrich, el mandatario capitalino, recordó que la Ciudad de México se prepara para la próxima temporada de lluvias: “ya se trabaja con desazolve, de siete mil kilómetros de tuberías, que es una longitud similar a Cancún ida y vuelta.