Carta aclaratoria de Eduard R. Malayán
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Carta aclaratoria de Eduard R. Malayán

COMPARTIR

···
Nacional

Carta aclaratoria de Eduard R. Malayán

Con relación al artículo "La amenaza rusa en México" del Fernando García Ramírez publicado el 30 de octubre 2017.

     
07/11/2017
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Estimado señor Enrique Quintana, director general editorial de EL FINANCIERO

P r e s e n t e:

Pasiones Teatrales

Parecía que todo ya se había dicho, se había desmentido reiteradamente, se había expresado el deseo de que presentaran al menos una prueba, un hecho. Pero el espectáculo sigue en pie y es más, resulta que ya ha sonado la segunda llamada. Al menos así se formula el título de Fernando García Ramírez publicado en EL FINANCIERO el pasado 30 de octubre: “La amenaza rusa en México (la segunda llamada)”. Da alegría que ese caballero conozca la vida teatral y sus atributos, pero su artículo parece indicar que evidentemente es más aficionado a las obras de ficción. No es posible caracterizar de otra forma esa publicación en la que calumnian contra nuestro país y nuestro presidente.

Sorprende que las publicaciones similares coincidan con los menores intentos de dinamizar la cooperación política y económica-comercial entre México y Rusia. Después de la reunión de Enrique Peña Nieto y Vladímir Pútin en el marco de la cumbre de los BRICS en China, la visita del Ministro de Industria y Comercio Denis Mánturov a México y la próxima visita del Secretario de Relaciones Exteriores Luis Videgaray a Moscú. Da impresión de que las redacciones de algunos diarios (no solo EL FINANCIERO) movilizaron a todos los expertos ficticios para que intimidaran a los mexicanos con unas amenazas falsas para no permitir el acercamiento de los dos países. Pregúntense ¿a quién beneficia? ¿No serán aquellos países que ya han injerido toscamente en el proceso preelectoral en México 2011-2012 escuchando los teléfonos y controlando la correspondencia electrónica del entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto?

Mientras que en el artículo de Javier Tejado Dondé (El Universal, 24 de octubre de 2017) menciona solo a los hackers rusos, de lo que el mismo autor informa en su nota bajo la carta de la Embajada de Rusia publicada como respuesta a su artículo (El Universal, 28 de octubre de 2017), el Sr. Fernando García Ramírez dio rienda suelta a su imaginación y no contuvo sus emociones. Ya figuran en su artículo Pútin, Stálin, Moscú, el Kremlin, Russia Today, Sputnik. No es un artículo, sino una ensalada rusa.

A pesar de una edad –juzgando por la foto- madura, el autor sigue creyendo en los cuentos norteamericanos que hacen falta por allá exclusivamente para un ajuste de cuentas políticas entre diferentes grupos de oligarcas. Si el autor fuera capaz de razonar lógicamente, se habría preguntado: si miles de hackers rusos ya están listos a apoyar a AMLO y solo esperan una orden de Pútin, ¿para qué Rusia emprende pasos de acercamiento con el actual gobierno de México? No es otra cosa que el autor suponga que es una cortina de humo antes del ciberataque decisivo.

¿Y no se le ocurre al estimado autor que todos esos ataques por todo el mundo pueden ser organizaciones por algunas instituciones interesadas del Occidente, que deliberadamente se llevan a cabo por medio del territorio de Rusia? En caso contrario resulta que los hackers rusos tan poderosos que pueden incidir en la marcha de la campaña electoral en EU y otras democracias occidentales dejan en todas partes, como su fuera adrede, “la huella rusa”.

Al mismo tiempo quisiéramos notar que organizaron una provocación y luego echar la culpa a otros es una “tarjeta de presentación” de los círculos determinados. Hasta los documentos recién desclasificados sobre el asesinato de Kennedy dejaron que el mundo supiera los planes para explotar varias bombas en Miami y otras ciudades de Florida, hundir lanchas con los refugiados cubanos y utilizar armas biológicas contra Cuba solo para acusar al régimen de Fidel Castro de crímenes de lesa humanidad. El uso de armas químicas en Siria por parte de los terroristas controlados por ciertos círculos y las acusaciones posteriores contra Bashar al Asad demuestran que sigue utilizándose de manera activa la viciosa practica de provocaciones, desinformación y operaciones secretas. Creemos que las acusaciones gratuitas contra Rusia de organizar ataques de hackers, los infundidos premeditados y calumniosos en relación a nuestro país y su sistema político están dirigidos a renacer una atmósfera de “la guerra fría” y de ningún modo contribuyen al afianzamiento del dialogo interestatal y la búsqueda de solución a los problemas complicados de la agenda internacional.

Atentamente

Eduard R. Malayán

Embajador de la Federación de Rusia en México

,