Campaña de Meade conecta con la razón: especialista digital
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Campaña de Meade conecta con la razón: especialista digital

COMPARTIR

···

Campaña de Meade conecta con la razón: especialista digital

Daniel Alfaro consideró al candidato como 'un funcionario honesto, trabajador y sus propuestas no son simples deseos' pues tiene 'congruencia.

Redacción
08/05/2018

La clase política de México deberá cambiar su forma de llegar al electorado para estas elecciones que se llevarán a cabo el próximo 1 de julio. La comunicación política ha cambiado y los actores políticos tienen que ajustarse a los nuevos tiempos.

Si bien las contiendas electorales se ganan el día de la elección, no se puede soslayar la comunicación que se realiza en las plataformas digitales, hecho que es trascendental para lograr un óptimo posicionamiento y llegar a más electores.

“Necesitamos ser una sociedad crítica, constructiva y, sobre todo, responsable en nuestro voto”, comentó Daniel Alfaro, ponente de medios sociales y estrategia digital política que ha participado en Campaing Tech, Campus Party y diferentes foros de talla internacional.

Señaló que se debe elegir al mejor presidente, al que dé propuestas, “al que sabe ejecutar, pero sobre todo, al que ha tenido una transparencia en su ejercicio público”.

Sobre las actuales contiendas políticas en nuestro país, el también estratega de campañas estatales, y presidenciales en Sudamérica y Europa, consideró que la estrategia de José Antonio Meade conecta con la razón.

“Es un funcionario honesto, trabajador y sus propuestas no son simples deseos, sus propuestas tienen congruencia con la forma de comunicarlas; están conectadas con la razón, son congruentes”, explicó.

Dijo que los electores han cambiado y por supuesto las campañas también. “Estamos viendo una guerra digital, todos los candidatos utilizan las plataformas digitales para posicionarse, solo que unos las utilizan de manera efectiva y otros no”.

Daniel Alfaro ha participado en diferentes campañas electorales en países como Argentina, Chile, Colombia, Paraguay.