Nacional

Cada 12 días matan a un periodista en México: Mexicanos contra la corrupción

La organización denunció que el 99% de los crímenes contra la prensa permanecen en impunidad; también pidió a la PGR que el asesinato de Javier Valdez sea investigado por la FEADLE y que su nuevo fiscal entregue resultados sólidos.
Anabel Clemente
16 mayo 2017 11:58 Última actualización 16 mayo 2017 11:59
Protesta de periodistas en Veracruz. (Archivo/ Cuartoscuro)

Protesta de periodistas en Veracruz. (Archivo/ Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El clima de violencia en el país se refleja en las agresiones contra periodistas, aseguró Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad;  agregó que cada 12 días matan a un periodista en México.

La organización dijo que durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto se han asesinado a 34 periodistas. “Tan solo en 2017 seis periodistas han sido privados de la vida. Esto representa que cada 12 días matan a un periodista en México”.

El homicidio de Javier Valdez, ocurrido el lunes en Sinaloa, se suma a “la peor crisis contra la prensa en los últimos diez años”, pues de acuerdo con Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad del año 2000 a la fecha se han asesinado 107 periodistas, y en el 99 por ciento de los casos permanecen en impunidad.

México tiene el programa de protección más grande del mundo, pero los resultados son inaceptables”, y recordó que el procurador Raúl Cervantes nombró como titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), a Ricardo Sánchez en sustitución de Ricardo Nájera, quien estuvo en el cargo desde agosto del 2015 y no resolvió un solo caso.

La organización pidió que el asesinato de Valdez sea llevado por la FEADLE y  “entregar resultados sólidos y confiables”.

Asimismo exigió al procurador informar a la sociedad de manera puntual y regular sobre este homicidio en aras de enviar un mensaje de confianza y seguridad para que el gremio periodístico.

“La impunidad en los homicidios de periodistas representa la más clara señal para futuras agresiones contra la prensa. Los perpetradores ven en la impunidad el mayor aliciente para cometer cada vez más crímenes contra la prensa y así instalar un clima de miedo en muchas partes del país”, agregó la organización encargada de denunciar delitos relacionadas con corrupción y falta de rendición de cuentas.