Nacional

Buscaglia no encontró intervención de grupos criminales en elecciones de Chiapas

El presidente del Instituto de Acción Ciudadana expuso que luego de visitar Chiapa de Corzo, San Cristóbal de las Casas, previamente Ocosingo, lo que si encontraron él y su equipo fueron patrones inusuales de comportamiento que levantan sospechas de acarreos masivos y carros de policías alrededor de los camiones donde se llevaba a la gente a votar.
Felipe Rodea
26 julio 2015 13:8 Última actualización 26 julio 2015 13:8
Chiapas elecciones

La alianza del PRI con Nueva Alianza, PVEM y Chiapas Unidos obtendrían los 24 distritos en juego. (Cuartoscuro)

Edgardo Buscaglia no encontró indicios de intervención del narcotráfico en las elecciones en Chiapas. Al asistir como observador electoral en la entidad en las pasadas elecciones, indicó que “Había claramente una apariencia de cientos de personas acarreadas, en algunos puntos con carros de la policía, hubo denuncias sobre estos casos y hay que monitorearlas. Pero no se puede prejuzgar si hubieron grupos criminales interviniendo en las elecciones”.

A pregunta de El Financiero, el presidente del Instituto de Acción Ciudadana (México) expuso que luego de visitar Chiapa de Corzo, San Cristóbal de las Casas, previamente Ocosingo, lo que si encontraron él y su equipo fueron patrones inusuales de comportamiento que levantan sospechas de acarreos masivos y carros de policías alrededor de los camiones donde se llevaba a la gente a votar.

En su labor monitoreó identificó que si hubo negligencia, falta de respuesta de los cuerpos de seguridad del estado de Chiapas al no tener los suficientes elementos para evitar los actos de violencia, pero en cuanto a las autoridades federales, éstas sí actuaban ágilmente.

 “Cuando se acercaba la sociedad civil, la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) se movían, reaccionaban de inmediato ante las denuncias, comparado al estado de Chiapas, que no reaccionaban”.


Rechazó que México se esté “colombianizando” puesto que México quizá está llegando a niveles que tenía Colombia en de violencia en la década de los 80, pero todavía no vemos y ojalá que nunca lo veamos, pero todavía no vemos a tres o cuatro candidatos a presidentes asesinados como en esa nación, no vemos a la mitad de la Suprema Corte masacrada como en el país sudamericano.

Expuso que más que el crimen organizado, el gran enemigo del estado de derecho en México es la impunidad y la impunidad nace de los bloqueos políticos, de gobernadores haciendo “llamaditas” a procuradores de alcaldes y presidentes de asamblea haciéndole llamaditas a gobernadores para que el fiscal no investigue.

Explicó Buscaglia que no es un problema en México de falta de presupuesto o de falta de fiscales o falta de entrenamiento, “es el bloqueo político que es corrupción, la corrupción no es solamente el soborno, es el tráfico de influencias el conflicto de interés, es la llamadita telefónica para ejercer presión”.