Nacional

Bomberos capitalinos exigen más y mejor equipo

Anunciaron que emplazaron a huelga para el mediodía del próximo 30 de junio; la principal demanda es la canalización de 200 millones de pesos para la adquisición de unidades y equipo esencial para la realización de su trabajo.
Notimex
18 junio 2015 9:4 Última actualización 18 junio 2015 9:5
Bomberos

(Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Integrantes del Sindicato de Bomberos se manifiestan este jueves en cuatro de sus principales centrales del Distrito Federal, en demanda de equipo, unidades de servicio y revisión salarial y contractual.

En conferencia de prensa, el dirigente del gremio, Ismael Figueroa, aseveró que la situación de este cuerpo de auxilio es precaria.

Asimismo, explicó que en su emplazamiento a huelga para el mediodía del próximo 30 de junio, la principal demanda es la canalización de 200 millones de pesos para la adquisición de unidades y equipo esencial para la realización de su trabajo.

Destacó que entre las demandas están la compra de cinco auto escalas, seis bombas y equipo contra incendio, pues en el primer caso no cuentan con ninguno y lo demás está muy deteriorado y es insuficiente.

El secretario general de sindicato agregó pese a que el emplazamiento a huelga lo presentara hace casi dos meses, las autoridades del gobierno capitalino no se han prestado al diálogo, por lo que consideró inminente el estalla miento.

Subrayó que tanto en las movilizaciones de hoy como en las que siguen están tratando de afectar lo menos posible a la ciudadanía, incluso señaló que en caso de irse a la huelga, esta sería activa; es decir, seguirían prestando el servicio.

Figueroa informó que sus compañeros realizan bloqueos parciales simultáneos de una hora en las estaciones de servicio de Insurgentes, Iztapalapa, Cuauhtémoc y en la Central de Bomberos de Calzada de La Viga.

Lamentó qué las autoridades no hayan mostrado sensibilidad para atender este reclamo que es en beneficio de todos los capitalinos, pues en caso de emergencias mayores se pone en riesgo la vida tanto de los afectados como de los propios bomberos.