Sugieren a López Obrador no cometer los errores de Lula
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sugieren a López Obrador no cometer los errores de Lula

COMPARTIR

···

Sugieren a López Obrador no cometer los errores de Lula

Un artículo publicado en Bloomberg asegura que López Obrador no es populista, pues 'cuando dirigió la Ciudad de México lo hizo como un pragmático'.

Redacción
04/07/2018
Actualización 04/07/2018 - 10:04

De acuerdo con un artículo publicado en Bloomberg, el virtual ganador de la elección presidencial no debe cometer los mismos errores que el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva.

Según analiza el columnista Mac Margolis, Andrés Manuel López Obrador ha adecuado su mensaje para hablarle a diferentes grupos.

“El domingo, seguro de su aplastante victoria, López Obrador, conocido como AMLO, se dirigió al histórico Zócalo de la Ciudad de México para saludar a sus seguidores como un redentor. Luego, en otro discurso a los políticos y líderes empresariales, se moderó, prometió proteger la disciplina fiscal, respetar la autonomía del banco central y cumplir los acuerdos con las empresas en el país y el extranjero”, escribe el autor.

Explica que hay dos tipos de políticos: los carnívoros, que pueden parecer dictadores y los izquierdistas vegetarianos; pero recomienda al próximo presidente ser “omnívoro” y mantener el desarrollo de México, pero ayudar a cambiar la desigualdad del país.

“López Obrador haría bien en estudiar el ejemplo brasileño, incluso por sus deficiencias. Después de sorprender a todos con su giro hacia la moderación en 2003, Lula perdió su toque. En lugar de aprovechar su capital político para promulgar reformas estructurales vitales, él y su derrochadora sucesora, Dilma Rousseff, despilfarraron el auge de las materias primas, encaminando a Brasil a la peor recesión de su historia y convirtiendo a la mayor petrolera de la región, Petrobras, en un comedero de compinches partidistas. Lula ahora está en la cárcel, la captura más importante en el mayor escándalo de corrupción política del continente”, explica.

Margolis añade que López Obrador no se puede considerar un político dictador o populista, ya que cuando dirigió la Ciudad de México lo hizo como “un pragmático, no un populista, y sus probables opciones para el gabinete son tecnócratas, no ideólogos”.

Agrega que “hay mucho que arreglar en México, pero también mucho que preservar. En una región donde el crecimiento ha sido errático, la economía mexicana se ha estado expandiendo de forma sostenida, aunque moderada, durante años. El desempleo (por debajo del 3.3%) está en un mínimo de 12 años, mientras que el comercio es robusto”.

Finaliza diciendo que “la histórica elección le ha dado a México un líder carismático con un mandato abrumador para luchar contra la corrupción y la injusticia. Hacer todo eso y mantener la segunda mayor economía de América Latina en buen camino sería difícil para cualquier presidente entrante. Es por eso que lo que México necesita ahora es un omnívoro”.