Nacional

Batres, el 'sicario' de la izquierda, afirma el PRD

Martí Batres ‘revienta’ a la izquierda porque busca el gobierno del DF, asegura Carlos Navarrete y lamentó que se haya convertido en el "sicario" de la izquierda. 
Héctor Gutiérrez
22 junio 2015 0:37 Última actualización 22 junio 2015 5:0
Carlos Navarrete

Carlos Navarrete asegura que Batres podría pulverizar a la izquierda. (Archivo/ Fabián García)

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante los constantes ataques hacia el PRD y también hacia el Gobierno de la ciudad por parte del líder nacional de Morena, las dirigencias nacional y capitalina lamentaron que Martí Batres se haya convertido en el sicario de la izquierda, “decide lo que está bien y lo que no”.

Carlos Navarrete Ruiz dijo a El Financiero: “lamento mucho que Martí Batres se haya convertido en el sicario de la izquierda, que haya asumido ese papel. Da la impresión de que es un sicario que tiene derecho de ajusticiamiento hablando a nombre de la mayoría de la población mexicana y no se da cuenta de que su discurso descalificador, su dedo flamígero logró apenas el 8 por ciento de los votos durante la pasada elección”.

Y añadió: “con esta actitud, lo único que Martí va a conseguir es pulverizar a la izquierda y le va a quitar cualquier posibilidad de triunfo en el país, no se ha dado cuenta de que fragmentarnos es hacerle el trabajo sucio al PRI”.

Raúl Flores, presidente del PRD-DF, aseguró que “la ambición desmedida de Batres por querer ser el próximo jefe de gobierno lo ha llevado a jugar el papel de reventador de la izquierda, pero no vamos a caer en su juego”.

El líder perredista en la capital asegura que Morena tiene un líder en la ciudad, pero que Martí Batres ha usurpado esa función, “convirtiéndose en una especie de cacique que ha dinamitado cualquier intento de acercamiento que hemos propuesto para la izquierda”.

Abunda: “Martí tiene muchas ganas de ser jefe de gobierno, pero hay que recordar que Marcelo Ebrard lo corrió de su administración por corrupto y por incapaz”.

Flores recordó que por la presión ejercida por Batres durante el proceso electoral, el Gobierno de la Ciudad se vio obligado a suspender, durante 23 días, los programas sociales. “El daño causado a los beneficiarios fue muy grave, se desajustó su economía, la gente se tuvo que endeudar para poder salir adelante sin la ayuda que les brinda el gobierno capitalino y todo por una exigencia absurda y una percepción no comprobada, de que con esos programas nosotros comprábamos el voto”.

Sobre los spots de Morena, en los que la única imagen que se pudo observar fue la de Andrés Manuel López Obrador, Carlos Navarrete dijo: “Andrés Manuel fue el único personaje que tuvo más de dos millones de spots. Llamó a los mexicanos a respaldarlo a él y no a sus candidatos y la respuesta fue del 8 por ciento, ni siquiera del 11 que tiene el PRD”.