Nacional

Bases de la CNTE se niegan a tomas y bloqueos

Los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, exigieron a los integrantes de la Sección 22 cerrar ocho regiones de Oaxaca y el auditorio Guelaguetza; ellos se niegan. 
Mariana León
24 julio 2015 0:20 Última actualización 24 julio 2015 5:0
Integrantes de la CNTE en la Ciudad de México se manifestaron ayer en la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. (Cuartoscuro)

Integrantes de la CNTE en la Ciudad de México se manifestaron ayer en la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las bases de la Sección 22 rechazaron ayer la propuesta de cerrar ocho regiones de Oaxaca y el auditorio Guelaguetza, tal como proponían los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Después de que el gobierno de Gabino Cué anunciara la reestructuración del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), los secretarios del magisterio disidente propusieron acciones “contundentes” para presionar a la administración estatal a que les regresara el control del organismo, entre las que se encontraban el cierre de aeropuertos y la toma del auditorio Guelaguetza.

Las bases magisteriales, después de una exposición de 12 horas, no estuvieron de acuerdo con el plan de los líderes y decidieron posponer la decisión hasta conocer el apoyo que se le darán de otros estados y diferentes organizaciones sociales en Oaxaca.

“Sin duda esto nos agarró por sorpresa a todos, hay mucho temor infundado de las bases, pero es una realidad que se veía venir”, expresaron a través de mensajes los profesores reunidos en la asamblea estatal.

Uno de los acuerdos dentro de la reunión –en la cual hubo un asistencia del 49 por ciento de los docentes– fue que los más de 81 mil profesores de la sección cooperen con 20 pesos para el “fondo de resistencia”, debido a que las cuentas bancarias de la Sección 22 fueron congeladas.

La notificación del “congelamiento” de las cuentas llegó a nombre del secretario general, Rubén Núñez, ya que la Secretaría de Hacienda está investigando la legalidad de esos pagos, según refiere la carta dirigida al líder de la Sección 22.

Por esto, la Coordinadora pidió que la Secretaría de Asuntos Jurídicos “investigue” el congelamiento de las cuentas y la ruta jurídica que la Sección 22 podría emprender para recuperar el control de IEEPO, además de buscar que se apruebe la Ley Estatal de Educación, que el mismo magisterio ayudó a construir.

La Coordinadora ordenó que “los jefes de departamento den su posicionamiento político personal” y dirijan el Taller de Educación Alternativa (TEEA), además de que revisarán que las autoridades municipales no firmen un documento en el cual se comprometen a apoyar la decisión del gobernador de Oaxaca.

Según las conclusiones de la reunión, la CNTE buscará también el apoyo de la desaparecida Asamblea Popular de los Pueblos (APPO), para esta “nueva etapa de lucha”.

Explica que “la gestoría social debe convocar a la APPO para diseñar un plan de acción para la presente jornada de lucha con sus concejales, las organizaciones, los estudiantes, los colonos, pueblos, familiares, presos políticos, trabajadores del sector salud, rumbo a la huelga nacional”.

Líderes de otros estados pertenecientes a la Coordinadora se reunirán el sábado en la ciudad de Oaxaca para apoyar a la Sección 22 y definir cuáles serán las acciones conjuntas que se pondrán realizar tanto en el estado como en la Ciudad de México para presionar a las autoridades federal y estatal a devolverle el control del IEEPO y a restablecer las mesas de diálogo para revisar su pliego de demandas.