Nacional

Banderas con nombre, regalo ilegal e insensato: senadores

El senador panista yucateco, Daniel Ávila Ruiz, admitió que el regalo de Ernesto Cordeo fue ilegal porque va en contra del Reglamento de los Símbolos Patrios modificar la Bandera.
Víctor Chávez
07 enero 2016 0:30 Última actualización 07 enero 2016 5:0
Ernesto Cordero, senador panista llamó al Congreso a realizar una revisión seria del precio de la mezcla mexicana del petróleo. (Cuartoscuro)

Ernesto Cordero, senador panista. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Senadores del PAN, PRI y PRD admitieron que, de forma “imprudente, ilegal e innecesaria”, el senador panista Ernesto Cordero sí regaló, hace tres años, cuando fue presidente de la Mesa Directiva de ese órgano legislativo, una Bandera con el nombre a cada uno de los 128 legisladores.

“Imprudente porque cuando hablamos de austeridad se hizo un regalo costoso, pues con el grabado, el asta, la caja de madera y todo el lujo del regalo, cada bandera costó alrededor de 5 mil pesos, según se sabe en el Grupo Parlamentario; ilegal, porque va en contra del Reglamento de los Símbolos Patrios modificar la Bandera; e innecesario, porque prácticamente la mayoría la tiene guardada, nadie la muestra, ni la luce, porque creo que es algo incorrecto”, admitió el senador panista yucateco, Daniel Ávila Ruiz.

“Yo la tengo guardada en mi oficina de Mérida. Sólo la senadora Sonia Mendoza, de San Luis Potosí, erróneamente, la mostró públicamente este fin de año en redes sociales. A mí juicio fue algo ostentoso, innecesario”, dijo.

El senador priista Omar Fayad comentó que “los del PRI sabemos lo que eso significa y por eso ni siquiera las sacamos de su caja”, aunque se quedaron con ellas y están guardadas.

El perredista Armando Ríos sólo dijo que “fue algo indebido, ostentoso, ilegal, innecesario y hasta inútil, pues nadie lo muestra, están guardadas en las oficinas y hoy nadie sabe qué fue de ellas. Yo no sé si la tengo o no”.

En la oficina del panista Ernesto Cordero, en el Senado, se trató de localizar al panista para que explicara por qué razón hizo ese regalo, pero no se tuvo éxito.