Nacional

Aureoles anticipa tensión en Michoacán por despido de profesores de la CNTE

El gobernador de Michoacán adelantó que una vez que inicie el proceso para dar de baja a los profesores que no acudieron a realizar la evaluación magisterial "se espera un clima de tensión" en la entidad. 
Arturo Estrada/Corresponsal
01 diciembre 2015 11:59 Última actualización 01 diciembre 2015 12:20
Silvano Aureoles

Silvano Aureoles encabezó el Consejo Consultivo y de Apoyo a la Educación en Michoacán. (@Silvano_A)

MORELIA.- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, señaló que no tiene fobias en contra de los maestros disidentes, pero sí "tengo la responsabilidad de cumplir y hacer cumplir la ley en el estado", por lo que adelantó que en febrero serán sancionados los profesores que no acudieron a la evaluación magisterial.

En este sentido agregó que una vez que inicie el proceso para dar de baja a los maestros que no se sujetaron a los preceptos que establece la reforma educativa, "se espera un clima de tensión en Michoacán".

En el marco del Consejo Consultivo y de Apoyo a la Educación en Michoacán, el mandatario estatal dijo que los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ejercen un activismo ideológico y político, que no académico ni docente.

En la Casa de Gobierno, el mandatario lamentó que los normalistas tengan 40 días sin acudir a clases, pues mantienen cerradas las escuelas bajo el argumento de estar en contra de la reforma educativa.

Más adelante, el gobernador michoacano enfatizó que "las escuelas normales de Michoacán se han constituido en centros de adiestramiento para el activismo radical" que operan en contra de la sociedad michoacana.

Además, hizo notar que las normales están funcionando como amplios estacionamientos de los autobuses de transporte público federal y privado que los estudiantes han quitado por la fuerza a sus respectivos dueños.

Ante empresarios, rectores de universidades, alumnos destacados y diputados, Aureoles Conejo llamó a la sociedad a que sumen esfuerzos para que en la entidad se profundice el punto de inflexión para mejorar la calidad educativa en favor de las niñas y de los niños del estado.

Por último, dijo que el desafío es salir de los últimos lugares en el país en lo que hace a alumnos reprobados, a alumnos que dejan la escuela y a alumnos que tiene baja calidad educativa.