Nacional

Auditan en Oaxaca 90 dependencias de la administración de Cué

José Angel Díaz Navarro, Contralor Estatal, dijo en entrevista con EF, advierte que no se trata de una cacería de brujas sino el solo cumplimiento de la Ley. 
Corresponsal Alfonso Cruz 
16 agosto 2017 20:53 Última actualización 16 agosto 2017 20:53
Gabino Cué.

Gabino Cué.

OAXACA.- 90 dependencias y sus titulares de la administración que encabezó Gabino Cué Monteagudo, son objeto de revisiones de la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la misma Auditoría Superior del Estado (ASE) y desde luego la Secretaría de la Contraloria y Transparencia Gubernamental (SCTG) que investigan los resultados de una clara incapacidad administrativa que llevó a entregar un gobierno en ruinas y endeudado.

En la apreciación de José Angel Díaz Navarro, Contralor Estatal, acepta que solo la oficina a su cargo tiene 50 auditorias abiertas "sin contar las que se llevan de forma coordinada con los demás entes revisores", y que en breve comenzará el proceso de cierre de las mismas, con las entregas de los resultados.

En entrevista con El Financiero, el funcionario advierte que no se trata de una cacería de brujas sino el solo cumplimiento de la Ley; "no estamos revisando a una sola dependencia, se trata de un conjunto de diligencias practicadas para toda la administración pública que encabezó Gabino Cué Monteagudo, en algunos casos se comparten las revisiones con la Auditoría Superior de la Federación o con la Secretaría de la Función Pública, y se siguen varias líneas de investigación".

Afirma que al momento al exgobernador Gabino Cué, no tiene cita para declarar o aclarar algunos puntos derivados de las investigaciones, "pero al igual que otros de sus exfuncionarios que ya fueron notificados como el caso del exsecretario de Turismo, si se considera necesario desde luego que le generaremos un citatorio a él o a cualquier otro de sus excolaboradores".

Díaz Navarro indica que ha sido una constante en esas revisiones, la falta de capacidad y deficiencias administrativas, lo que llevó en muchos casos, a abrir expedientes y turnarlos incluso a la Fiscalía General del Estado, como en el caso del exsecretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos (hoy encarcelado) a quien se le fincaron responsabilidades penales.