Nacional

Atacan oficina municipal en Acapulco; hay dos funcionarios muertos

El ataque ocurrió la mañana de este martes en la oficina de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado en Acapulco; los dos funcionarios fueron identificados como Arquímedes Guzmán Cisneros, gerente de plaza y Jorge Trujillo Acevedo, coordinador de operaciones.
Enrique Villagómez/Corresponsal
22 marzo 2016 12:30 Última actualización 22 marzo 2016 12:30
Ataque Acapulco

Las oficinas se encuentran en una de las zonas más conflictivas de Acapulco. (Especial)

ACAPULCO.- Dos funcionarios del gobierno municipal de Acapulco fallecieron tras un ataque con armas de fuego, cuando se encontraban atendiendo a ciudadanos en una oficina de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPAMA).

De acuerdo con un reporte de la policía, los hechos se registraron alrededor de las 9:30 de la mañana, cuando sujetos armados ingresaron a las oficinas, ubicadas en la colonia Renacimiento, y atacaron a los dos funcionarios que fueron identificados como Arquímedes Guzmán Cisneros, gerente de plaza y Jorge Trujillo Acevedo, coordinador de operaciones, quienes perdieron la vida cuando eran trasladados a un hospital para su atención médica.

Algunos testigos narraron que al momento de registrarse el ataque, la oficina estaba llena de personas que buscaron un refugio, mientras que los responsables se dieron a la fuga a bordo de un vehículo sin placas que los esperaba con el motor encendido.

Ciudad Renacimiento se localiza en la zona suburbana de Acapulco, en uno de los polígonos con elevada incidencia delictiva y donde las escuelas cuentan con vigilancia del Ejército, Marina, Policía Federal y Gendarmería.

Este es el segundo ataque contra de funcionarios de la administración que encabeza el perredista Evodio Velázquez Aguirre. El 7 de diciembre del año pasado, falleció tras un ataque armado, Luis Andrés Lara García, director de Recursos Humanos del ayuntamiento, cuando se dirigía a su oficina acompañado de su chofer quien también perdió la vida.

Al lugar de los hechos llegaron elementos del Ejército mexicano, Policía Federal, fuerza estatal y ministerial, que acordonaron el área donde fueron localizados al menos 15 casquillos percutidos calibre 45.