Nacional

Astudillo confirma liberación de policías federales retenidos 

El gobernador de Guerrero informó que los cinco policías fueron entregados, la madrugada de ese jueves, a personal de la CNHD que acudió a Carrizalillo para negociar su rescate; los pobladores acusaron a los federales de tener lazos con los 'Guerreros unidos'.
Enrique Villagómez/Corresponsal
29 octubre 2015 13:33 Última actualización 29 octubre 2015 13:33
Reforzarán seguridad en penales con delincuentes de alta peligrosidad

La fuga de Joaquín Guzmán Loera, El ‘Chapo’ Guzmán, puso en alerta a las autoridades de seguridad federales y estatales que buscan evitar una nueva evasión en el penal del Altiplano, por lo que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ordenó que se fortalezca la vigilancia en los penales donde se encuentran otros delincuentes de alta peligrosidad.

ACAPULCO. El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, confirmó la liberación de los cinco policías federales que fueron retenidos durante varias horas por habitantes de la comunidad de Carrizalillo en el municipio de Eduardo Neri.

Indicó que los cinco elementos federales llegaron alrededor de las cinco de la mañana a Chilpancingo, resguardados por un convoy de la Policía Federal, Ejército y Marina, quienes estuvieron pendientes, mientras personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) negociaba con los habitantes de esa comunidad.

En breve entrevista, el mandatario de Guerrero “celebró que las cosas no hayan pasado a mayores”, y se pronunció porque se realice una investigación sobre lo que sucedió en esa comunidad para saber con exactitud porque sus habitantes decidieron retener a los policías federales.

“Me parece que este es un acontecimiento que no hay que minimizarlo, sino que hay que observarlo y recordar la importancia que tiene esta región por la gran inversión minera que existe, y no por restarle importancia se vaya a provocar que los miles de empleos que se han generado hasta el momento se vayan a perder”.

Astudillo Flores también prometió que se investigará si existe alguna relación entre los cinco policías y presuntos integrantes de la delincuencia organizada, según denunciaron los pobladores de Carrizalillo, al justificar la retención.

Los pobladores dijeron que los policías federales y un civil que presuntamente ejerce labores de halconeo, 'trabajan' para los 'Guerreros Unidos'.

De acuerdo con una fuente de la Policía Federal que fue consultada por El Financiero, los cinco elementos permanecieron retenidos por los habitantes de Carrizalillo durante 15 horas y liberados y entregados a personal de la CNDH a las 3 de la madrugada de este jueves.

En la comunidad quedaron las dos patrullas en que arribaron los policías retenidos, pues los pobladores poncharon y será en el transcurso del día cuando grúas las saquen del Carrizalillo.

Los elementos federales fueron examinados por un médico legista para corroborar su estado de salud, y posteriormente los trasladaron hacia la ciudad de México donde serán concentrados en las oficinas generales de la corporación de seguridad pública.