Nacional

Aspirantes perredistas de Edomex exigen a Zepeda frenar gastos de campaña

Eduardo Neri, apoyado por la corriente Galileos, expuso que Zepeda ha derrochado recursos que, en su mayoría, provienen del gobierno del Estado e, incluso, del PRI.
Héctor Gutiérrez
15 febrero 2017 15:0 Última actualización 15 febrero 2017 15:1
Eduardo Neri

(@PRDMexico)

CIUDAD DE MÉXICO.- Max Correa, Javier Salinas y Eduardo Neri, precandidatos perredistas a la gubernatura del Estado de México, exigieron a su contrincante, Juan Zepeda, que ponga un alto sus gastos de campaña, con los cuales, aseguraron, ha rebasado “por mucho”, el tope de campaña, que es de seis millones de pesos.

En conferencia de prensa, Eduardo Neri, apoyado por la corriente Galileos, expuso que Zepeda y la corriente a la que pertenece –ADN-, han derrochado recursos que, en la mayor parte de los casos, provienen del gobierno del Estado e, incluso, del PRI.

Neri presentó pruebas de acuerdos tomados en el Consejo Estatal –donde ADN tiene la mayoría-, que fueron aprobados, incluso, una hora antes de la que se establecía en la convocatoria en la que supuestamente debía haber sido aprobado el acuerdo en cuestión.

De igual forma denunció que “en una reunión en la que estuvo presente el presidente estatal de ese partido, Omar Ortega, y el precandidato de ADN, Juan Zepeda, me amenazaron, me insultaron y me denigraron de la peor forma en la que se puede tratar a un ser humano para exigirme que me bajara de esta contienda”.

Eduardo Neri denunció también que Zepeda ha invertido varios millones de pesos en su campaña para regalar materiales de construcción, despensas y hasta relojes con el escudo del PRD en la carátula, además de al menos 500 anuncios espectaculares, cosa que, aseguró, “está absolutamente prohibida por los estatutos del partido”.

Sobre estas dádivas, Neri señaló que “Zepeda, con todos estos regalos, pone en riesgo al PRD, porque la legislación electoral establece que el partido puede perder el registro en nuestra entidad, lo que nos dejaría fuera de la contienda del próximo 4 de junio”.

Al término de esta conferencia de prensa, el senador Luis Sánchez, de la corriente ADN, defendió, también en conferencia, a su compañero de corriente y precandidato, Juan Zepeda, y pidió a los demás contendientes que se serenen.

Sobre las acusaciones sobre los regalos y los anuncios espectaculares, el senador señaló que “es muy fácil acusar, pero esas acusaciones deben venir soportadas por pruebas, no les costaría mucho trabajo tomar fotografías de esos espectaculares que dicen que Juan Zepeda ha contratado y venir a presentarlas ante los órganos de dirección del partido”.

Finalmente hizo un llamado a los otros cuatro aspirantes perredistas a bajarse de la contienda y apoyar, con unidad, la candidatura de Zepeda, “ya que nuestro partido tiene grandes posibilidades de vencer al PRI y al Grupo Atlacomulco”.

Una vez concluida la conferencia con el senador, Javier Salinas, otro de los aspirantes, ofreció una conferencia de prensa por el altavoz de un teléfono celular, en la que advirtió que acudirá ante la Unidad de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral para denunciar el derroche de recursos de su contrincante Juan Zepeda.

Señaló que “ADN se opuso a una amplia coalición con los partidos de izquierda y que incluyera al PAN y ahora vemos que de esa gran alianza no quedó nadie, ni el PAN ni los partidos de izquierda, entonces van a tener que hacerse responsables de los resultados que obtenga nuestro partido en la próxima elección”.

“No estoy dispuesto a bajarme de la contienda para apoyar a quien sistemáticamente ha violado no solo las leyes electorales, sino los principios básicos de la izquierda al querer comprar votos y conciencias para poder ser el candidato”, advirtió.

A su vez, Max Correa, otro de los aspirantes, también exigió, mediante un comunicado de prensa, que Zepeda “ponga un alto” al dispendio y al derroche de recursos con los que pretende hacerse de la candidatura perredista para el Estado de México.