Nacional

Asesinos de los 43 asistieron a una marcha para exigir su aparición

Miembros del cártel 'Guerreros Unidos' reclutaron gente para asistir al Encuentro por Ayotzinapa y fungir como "halcones" vigilando a los normalistas. 
David Saúl Vela
14 octubre 2015 23:34 Última actualización 15 octubre 2015 5:0
Marcha Ayotzinapa

Marcha por Ayotzinapa.  (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- Un día después de haber asesinado y calcinado a normalistas en el basurero de Cocula, integrantes del cártel Guerrero Unidos asistieron a manifestaciones “por los desaparecidos de Ayotzinapa”.

El objetivo era evitar el desorden que se pudiera ocurrir en las mismas y mantener informados a los líderes de la organización criminal de las acciones que realizaban los normalistas en la ciudad de Iguala.

Así lo revelo Jonathan Osorio Cortés, El Jona, uno de los sujetos que dijo ante el Ministerio Público de la Federación haber participado en el traslado, ejecución e incineración de los normalistas.

En su declaración explicó cómo los policías de Cocula, Guerrero, bajo el mando de César Nava González, les entregaron a los normalistas a quienes llevaron al basurero en dos camionetas.

Aseguró que una vez en el lugar se separó a tres de los estudiantes para interrogarlos. Dijo que a Jorge Luis González Parral, El Flaquito, lo hincaron y le preguntaron a que habían ido a Iguala.

“Comenzó a decir que el mentado Cochiloco (Bernardo Flores Alcaraz), era el que tenía la culpa de que ellos estuvieran ahí, que él era el encargado”, dijo El Jona y aseguró que El Flaquito también señaló a Miguel Ángel Hernández Martínez, El Patilludo, como líder.

Al ser interrogado, también hincado frente a sus compañeros, El Patilludo confirmó que “el mentado Cochiloco y el director (de la normal de Ayotzinapa) hacían las marchas y metía a gente de Los Rojos”.

El Jona explicó que fue entre las 03:00 y 17:30 horas del 27 de septiembre que asesinaron y calcinaron a los estudiantes en una improvisada plancha de llantas y otros objetos inflamables que se hizo en el basurero de Cocula.

“Ese mismo 27 de septiembre, entre las 16:00 y las 16:30 horas recibí un mensaje en el cual me ordenaba El Cepillo y/o Terco, que me presentará en la casa de Pato para salir en las estaquitas rumbo al basurero para ir a limpiar el lugar”.

“Recuerdo que fueron Bimbo, Primo, Pato, Terco y Rana, yo mientras me quedaba de halcón. A los 45 minutos recibo un mensaje de Pato quien me indica que me fuera al basurero y enseguida que llegue me regrese con Pato al pueblo de Cocula a buscar gente”, explicó.

“La orden del Gil (Gildardo López) y el Terco y/o Cepillo (Felipe Salgado Valladares) era que se reclutara gente para ir a un encuentro que se haría por los desaparecidos de Ayotzinapa”, narró El Jona.

Los que iban a asistir a la marcha tenían que ir vestidos de blanco, y así lo hicieron al menos cinco de los sujetos que participaron también en la muerte de los estudiantes.

Primo, Terco, Rana, Bimbo, y yo, quienes nos encontrábamos vestidos de blanco en la casa del Pato, estábamos listos para ir de Cocula a Iguala al encuentro de los desaparecidos de Ayotzinapa”, agregó.

No reveló el resultado de esa visita, sólo dijo que una vez concluida su misión regresaron al pueblo donde Patricio Reyes Landa, El Pato, les invitó una cervezas con los 2 mil pesos que para ese fin le dieron los líderes del cártel.

Ese 27 de septiembre comenzaron las movilizaciones de los normalistas y organizaciones afines para en las que exigieron la presentación con vida de los estudiantes desaparecidos, aunque en Internet no se encontró registro hemerográfico de las acciones que ese día se realizaron en Iguala.