Nacional

Asesinato de mando de la policía en Chilpancingo provoca enfrentamiento 

El comandante regional de la Policía Ministerial en Chilpancingo fue asesinado por un comando armado la mañana de este jueves; cuando diversos grupos policiales buscaban a los agresores, se desató un enfrentamiento que dejó 3 personas muertas y 8 detenidos. 
Enrique Villagómez/Corresponsal
30 julio 2015 12:39 Última actualización 30 julio 2015 12:39
Guerrero

El mando policíaco viaja en esta camioneta RAM. (Especial)

CHILPANCINGO. -El asesinato del comandante regional de la Policía Ministerial en Chilpancingo, David de Jesús Urquizo Molina, provocó un enfrentamiento entre fuerzas de seguridad pública y presuntos integrantes de la delincuencia organizada, con saldo preliminar de al menos tres personas muertas e igual número de heridos así como ocho detenidos.

La muerte del mando policiaco ocurrió la mañana de este jueves en el entronque de las calles Ayutla y Madero, muy cerca de la 35 zona militar en Chilpancingo, cuando un comando armado atacó con disparos de armas de grueso calibre la camioneta que lo transportaba. 

Testigos indicaron que David de Jesús Urquizo Molina, intentó repeler la agresión bajándose de su camioneta tipo RAM color blanca, con placas de circulación HE-22-993 del estado de Guerrero, pero fue abatido por el grupo de hombres que de inmediato emprendieron la huida a bordo de varios vehículos que los esperaban con los motores encendidos.

Posterior a este ataque, diversas fuerzas de seguridad emprendieron la búsqueda de los homicidas, los cuales fueron ubicados cuando circulaban sobre el boulevard Vicente Guerrero a la altura del punto conocido como el crucero de Chichihualco, donde se originó un enfrenamiento violento que dejó tres personas muertas e igual número de heridos así como ocho detenidos.

1
  

  

Enfrentamiento Guerrero

El comandante regional de la Policía Ministerial en Chilpancingo, David de Jesús Urquizo Molina, fue implicado en el asesinato de dos normalistas de Ayotzinapa, durante el desalojo violento que se dio de un grupo de estudiantes que bloqueaban el boulevard Vicente Guerrero en el punto conocido como Parador del Marques, la mañana del pasado 12 de diciembre del 2011.

Anteriormente, este mando policíaco sufrió otro ataque armado cuando circulaba en su vehículo muy cerca de la sede del gobierno de Guerrero, pero en esa ocasión resultó ileso del atentado.