Nacional

Asesinan a comandante de policía comunitaria
en Acapulco

El comandante Ramiro Guevara Salgado, del Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero, murió tras recibir dos impactos de bala cuando realizaba labores de vigilancia en la comunidad de Xaltianguis.
Enrique Villagomez/Corresponsal
20 octubre 2015 8:43 Última actualización 20 octubre 2015 9:17
 [En una zona residencial de Hermosillo se enfrentan gatilleros y policías / Cuartoscuro]

[En una zona residencial de Hermosillo se enfrentan gatilleros y policías / Cuartoscuro]

ACAPULCO. El comandante del Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), Ramiro Guevara Salgado, de 40 años de edad, murió tras ser atacado por un grupo delictivo cuando realizaba labores de vigilancia en la comunidad de Xaltianguis, perteneciente al municipio de Acapulco.

De acuerdo con las autoridades, el ataque ocurrió la noche de este lunes cuando miembros del FUSDEG atendieron un reporte sobre la presencia de un grupo de presuntos delincuentes en el interior de una casa ubicada en la comunidad de San José, en la parte alta de Xaltianguis.

Al acudir, el grupo de vigilancia nocturna del FUSDEG fue recibido a tiros por los presuntos delincuentes, quienes luego del ataque huyeron hacia el cerro sin ser detenidos.

En los hechos, el comandante Ramiro Guevara Salgado recibió dos impactos de bala en ambos costados del cuerpo y se desangró rápidamente debido a que las balas le perforaron diversos órganos internos.

De inmediato se solicitó el apoyo de la Cruz Roja, quien trasladó al herido al Hospital General de Ciudad Renacimiento en Acapulco, donde perdió la vida ante la gravedad de sus lesiones.

El hoy occiso fungía como comandante de la cuadrilla de seguridad nocturna del FUSDEG, contaba con 40 años de edad, estaba casado y tenía cuatro hijos, uno de ellos también incorporado a este sistema de vigilancia civil.

Luego de estos hechos, diversos grupos del FUSDEG instalaron puntos de revisión en distintos caminos rurales que conducen desde y hacia la comunidad de Xaltianguis, además de implementar un operativo para buscar y capturar a los responsables de este homicidio.