Nacional

Arropado por 10 gobernadores de oposición, Yunes rinde protesta

Miguel Ángel Yunes Linares salió por el balcón de Palacio y emocionado se dirigió a la gente que desde las 10 de la mañana lo esperaba en la Plaza Lerdo...
Enviada especial Georgina Morett
02 diciembre 2016 0:8 Última actualización 02 diciembre 2016 5:0
Miguel Ángel Yunes Linares salió por el balcón de Palacio y emocionado se dirigió a la gente que desde las 10 de la mañana lo esperaba en la Plaza Lerdo.

 (Cuartoscuro)

XALAPA, Veracruz.- Miguel Ángel Yunes Linares salió por el balcón de Palacio y emocionado se dirigió a la gente que desde las 10 de la mañana lo esperaba en la Plaza Lerdo.

Ahí, ante todos y con los fotógrafos corriendo para alcanzarle el paso, saludó a la multitud, hizo con sus dos manos la ‘V’ de la victoria y después simplemente dijo, voy a bajar.

A pesar de que la plaza estaba llena, Yunes Linares pasó entre la gente para llegar al podio que estaba preparado y ahí dar un discurso ante esa gente que decía que votó por él y que acudía a la plaza con la esperanza del cambio.

Con ellos reiteró su anuncio de haber recuperado mil 250 millones de pesos de los bienes robados por la anterior administración y también exigió a la federación que atrapen a Javier Duarte.

La gente estaba emocionada, pero mucho más el nuevo gobernador, quien dijo horas antes en el Congreso, “a partir de hoy lo que importa es cumplir mi sueño, no, nuestro sueño”. Es que siempre deseó ser gobernador de su estado natal.

Y en estas largas horas de festejo de su toma de posesión, Yunes Linares logró estar acompañado de muchos políticos importantes, de los gobernadores de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; de Chihuahua, Javier Corral; Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca; Morelos, Graco Ramírez; Michoacán, Silvano Aureoles; Quintana Roo, Carlos Joaquín; Puebla, Rafael Moreno Valle; Tabasco, Arturo Núñez; Durango, José Rosas Aispuro, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

También acompañaron a Yunes el presidente del PAN, Ricardo Anaya, y del PRD, Alejandra Barrales, Margarita Zavala, Santiago Creel, senadores, diputados, pero también figuras oscuras del viejo priismo como Carlos Romero Deschamps, líder de los petroleros y el tesorero Ricardo Aldana.

Los legisladores, según comentó el líder de la bancada del PAN en el senado, Fernando Herrera, decidieron rentar un avión de Aeromar para llegar a la fiesta del veracruzano y cada uno pagó entre siete y ocho mil pesos.

El salón de sesiones del Congreso se llenó a tope y la ceremonia inició dos horas tarde, debido quizá a la tardanza de algunos invitados, como Miguel Ángel Mancera, pero fue imposible saberlo, porque Yunes tuvo el acierto de entrar al final.

Ya en su baño de pueblo no se vio a los grandes personajes, pero sí se sintió la emoción del mandatario, quien cumplió con su promesa de saludar hasta el último veracruzano que se le acercara.

Y así se llenó el Palacio de Gobierno. Poco a poco dejaron pasar a las multitudes. Por cierto, en un estado impactado por la inseguridad, no hubo filtros ni arcos ni ningún tipo de revisión.