Nacional

Anaya y Corral debatirán este jueves

Los dos aspirantes a dirigir el PAN sostendrán un debate este jueves que se centrará en dos temas: : la vida interna del partido y los retos de Acción Nacional en la vida nacional.
Susana Guzmán
30 julio 2015 9:47 Última actualización 30 julio 2015 10:32
Ricardo Anaya y Javier Corral

Ricardo Anaya y Javier Corral buscan dirigir al PAN. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Los candidatos del PAN a la dirigencia nacional Ricardo Anaya y Javier Corral, debaten hoy sobre dos temas fundamentales: la vida interna del partido y los retos de Acción Nacional en la vida nacional.

Sobre la vida interna del PAN, Ricardo Anaya sostiene que el partido necesita regenerarse para lograr la unidad de la militancia; señala que
Acción Nacional se alejó de la ciudadanía y perdió su confianza y afirma que “los panistas debemos mejorar, debemos renovarnos a fondo, o dejaremos de ser útiles a México”.

Destaca que es necesario que el PAN vuelva a ser los ojos de los ciudadanos; urge que el PAN sea un partido distinto y distinguible y advirtió que los panistas están a tiempo de convertirse en opción de cambio frente al populismo.

A lo largo de su campaña Anaya criticó también el padrón de militantes, dijo que el PAN se alejó de las juventudes quienes fueron decisivas en triunfos del 2000 y 2006 y fustigó a los grupos que han dañado al partido y generan polarización.

Por su parte Javier Corral advirtió que Acción Nacional está en crisis y sufre una regresión autoritaria; dijo que los grupos al interior del partido diluyen el concepto de la persona humana y terminan manejando a los militantes como masas, como mercancía con la que negocian y llamó a la rebelión de las bases para recuperar al PAN de sus desviaciones.

Calificó los resultados electorales del pasado 7 de junio como los peores en la historia del PAN y dijo que panistas corruptos mantienen en crisis a su partido, el cual ha perdido su fisonomía pues “hay desviación y abandono de los principios que le dieron origen”.

Dijo también que en el PAN subsisten prácticas, incluso de manufactura priista y señaló que lo que debilita al partido son los cacicazgos, sus intereses y deslealtades.

Sobre los retos en la vida nacional, Anaya llama a los panistas a convertirse en “la verdadera esperanza de México” pues sostiene que la gente está harta de la corrupción y los políticos de siempre.

Añade que el PAN tiene que ir a un proceso de profunda regeneración para volver a ser opción de cambio y poder regenerar a México; dijo que es indispensable tener un PAN fuerte y renovado para que el sistema político funcione mejor.

Corral, por su parte, dice que las candidaturas independientes son un acicate para el sistema tradicional de partidos políticos y nos sirve para retomar el rumbo; está a favor de las alianzas pero dice que hay que revisarlas y llama al PAN a volver a la vida democrática que ha sido su bandera y ser el equilibrio.

Apunta que Acción Nacional debe mantener su lucha contra la corrupción que lo identificó muchos años como partido, pero ahora se quedan callados y aseveró que el PAN se dejó manejar por el PRI y por el gobierno por lo que debe volver a ser oposición responsable.

En el marco de las propuestas Ricardo Anaya va entre otras cosas por retomar la ruta para en 2018 ganar la Presidencia de México; por un PAN libre de compromisos y ataduras, por un PAN fresco, moderno, renovado, con visión de futuro, unido y reconciliado y un PAN transparente, que combata la corrupción empezando por la propia casa.

Propone también depurar el padrón de militantes, impulsar una nueva reforma fiscal y dijo que rechaza alianzas electorales con el PRI en próximos comicios.

Javier Corral, por su parte propone llevar a cabo una modernización y limpieza del partido, fortalecer los comités municipales del partido, porque es ahí donde se crea el panismo; poner fin a los grupos que tienen usos y costumbres contrarias al PAN, depuración del padrón de militantes, enfrentar a los cacicazgos y desatar al PAN del "acuerpamiento” con el gobierno.

Además revisar el modelo de alianzas y revisar la distribución de facultades y recursos en los comités municipales, estatales y nacional, para que cada uno tome el rol que le corresponde.