Nacional

AMLO un cobarde, soberbio y con miedo a debatir: PAN

El dirigente panista recordó que en los próximos días el PAN presentará una iniciativa para que haya más debates y menos spots.
Susana Guzmán
02 agosto 2016 18:47 Última actualización 02 agosto 2016 18:47
anaya

Ricardo Anaya dirigente nacional del PAN. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- “Andrés Manuel López Obrador es un cobarde y un soberbio que no quiere debatir porque sabe que sus ideas son ocurrencias que llevarían a México al desastre”, afirmó el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya quien lamentó que el dirigente de Morena no esté dispuesto a intercambiar ideas en un clima de respeto y civilidad.

“López Obrador no quiere debatir porque sabe que sus propuestas son inviables y carecen completamente de sustento; tiene miedo de confrontarlas”, dijo.

Agregó que en todas las democracias los líderes partidistas debaten y de esa manera los ciudadanos pueden comparar las ideas y visiones de cada uno, en cambio, “López Obrador, sueña con un México en el que nadie lo contradiga, demostrando así un talante profundamente autoritario. Es un cobarde y además de cobarde es un soberbio”.

El dirigente nacional del PAN se refirió a lo anterior tras recordar que en los próximos días los legisladores federales del PAN presentarán una iniciativa de reforma para que haya más debates y menos spots, mediante la utilización de los tiempos oficiales de los partidos políticos en forma de debates entre sus dirigentes.

Señaló que estos debates darían a los ciudadanos elementos suficientes para conocer las propuestas de fondo de las diferentes opciones políticas, a fin de tomar decisiones informadas y racionales.

“Los partidos políticos tenemos el mandato constitucional de fortalecer la cultura democrática, y sin debates e intercambios de ideas, eso simplemente no es posible”, aseguró.

Insistió López Obrador no quiere debatir porque sabe que sus ideas son ocurrencias que llevarían a México a un desastre como el que vive Venezuela, en donde el desabasto, la inflación y la carestía, además de las persecuciones políticas a los opositores, son cosa de todos los días.

“Lo hemos dicho: el PRI corrupto e ineficaz que le ha fallado a los mexicanos, se tiene que ir. Pero la solución no es el populismo depredador de López Obrador”, reiteró