Nacional

Ahora, el INE multa al PVEM con 64.3 mdp por difusión de cineminutos

De nueva cuenta, el Instituto Nacional Electoral multó al PVEM con 64.3 millones de pesos por contratar a la empresa Rabokse para que pagara a las cadenas de cine por la transmisión de cineminutos.
Nayeli Cortés
13 julio 2015 18:8 Última actualización 13 julio 2015 18:9
Cinépolis

En México el grupo prevé la apertura de 1,500 salas en cinco años. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Consejo General del INE multó al Partido Verde Ecologista de México con 64.3 millones de pesos por emplear a la empresa Rabokse para pagar 21 millones de pesos a cadenas de cine para la difusión de cineminutos.

Rabokse es propiedad de Adrián Escobar, hermano de Arturo, vocero nacional del partido.

Según el dictamen aprobado, si bien, no salieron recursos del PVEM hacia Rabokse, ésta sí realizó pagos para la difusión de los promocionales, lo que constituye una aportación en especie prohibida por la ley.

“Al no acreditarse el flujo de dinero del PVEM hacia Rabokse, pero sí de Rabokse para favorecer al Partido Verde se está ante la aportación en especie de cineminutos por parte de un ente prohibido expresamente por la ley: una empresa mercantil”, explicó Ciro Murayama, presidente de la Comisión de Fiscalización del INE.

En un principio, la Comisión de Fiscalización también había aprobado una multa por 11 millones de pesos, porque el Verde no había entregado la documentación soporte del pago de cineminutos en 2014. Sin embargo, Ciro Murayama reveló que los documentos ya habían aparecido y ya no era necesario aplicar la multa.

LA USAN COMO INTERMEDIARIA

Murayama Rendón explicó que el PVEM suscribió, directamente, un contrato con Cinemex por 17.4 millones de pesos para difundir estos promocionales. Además, a través de un intermediario denominado Cadena Mexicana de Exhibición, pagó otros 17.4 millones de pesos a esa cadena.

Asimismo, a través de Mercadotecnia Digital y Tecnologías, pagó a Cinépolis 17.4 millones de pesos para difundir los cineminutos en el mismo periodo.

Estas operaciones fueron pagadas con cheques válidos y están facturadas, es decir, son legales.

Sin embargo, existe otra parte de las operaciones de pago de los cineminutos que resultó ilegal, porque el pago lo hizo una empresa de carácter mercantil (Rabokse) y el beneficiario fue el PVEM.

El artículo 401 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales establece que las empresas mexicanas de carácter mercantil no podrán realizar aportaciones o donativos en efectivo, directa o indirectamente.

“La empresa Grupo Rabokse en contratos, cuya vigencia es de 2015, realizó pagos a Comercializadora Publicitaria Tik por 17 millones de pesos. También se acreditó que Rabokse realizó dos pagos a Screencast por un monto total de 4.4 millones de pesos. Las empresas Tik y Screencast contrataron cineminutos para el Verde con dinero entregado por Rabokse en 2015 por una suma total de 21.4 millones de pesos”, explicó Murayama Rendón.

SE QUITAN UNA MULTA

La decisión del INE de no multar al PVEM por obstaculizar las funciones de fiscalización provocó críticas por parte de PRD y PAN.

Ello porque en un primer momento, la Comisión de Fiscalización aseguró que el Verde no había entregado documentación soporte de la contratación de los cineminutos correspondientes a 2014. Sin embargo, en la sesión de este 13 de julio, Ciro Murayama dijo que los contratos habían aparecido.

“El PVEM envió comunicados a la Comisión señalando que había hecho llegar a la Unidad Técnica de Fiscalización el 2 y 4 de junio pasados, la información solicitada por esta autoridad. Esta situación llevó a la Unidad a revisar sus archivos y concluir que lo dicho por el partido es cierto”, explicó el presidente de la Comisión de Fiscalización.