Nacional

Adulteró alcohol y con $100 mil puede volver

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios le decomisó la cantidad histórica de 1.15 millones de litros de alcohol adulterado a la Compañía Vinícola Club Cuarenta y Cinco S.A. de C.V.
Jafet Tirado
07 enero 2016 0:34 Última actualización 07 enero 2016 5:0
Cofepris, PGR y SAT realizaron el operativo que derivó en el decomiso de más de un millón de litros de bebidas alcohólicas ilegales.

Cofepris, PGR y SAT realizaron el operativo que derivó en el decomiso de más de un millón de litros de bebidas alcohólicas ilegales. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Compañía Vinícola Club Cuarenta y Cinco S.A. de C.V, la empresa a la que la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) le decomisó la cantidad histórica de 1.15 millones de litros de alcohol adulterado, el 8 de octubre pasado, volverá al mercado una vez que cumpla con las recomendaciones y el pago de 100 mil pesos de multa impuesta por la Comisión y el Sistema de Administración Tributaria.

Entrevistado por El Financiero, el comisionado de Operación Sanitaria de Cofepris, Álvaro Pérez, explicó que a pesar de que la planta permanece cerrada y en espera de que concluya el dictamen sanitario (con fecha límite al 8 de enero de 2016), la ley le permite reanudar operaciones si comprueba la corrección de las irregularidades en un periodo de tres meses posteriores a la entrega de dicho documento, así como el pago de una multa que puede superar 100 mil pesos.

Además, aseguró que la empresa contaba con el permiso necesario para operar, ya que el requisito sanitario se cumple únicamente con tener un Aviso de Funcionamiento.

“El aviso como tal implica que se dé notificación a la autoridad de que se va a iniciar un negocio, no implica mayor autorización. En caso de que fuera una licencia, sí lo implica, porque tenemos que contestar que se la estamos dando. Aquí únicamente avisaron que iban a establecer el local de bebidas alcohólicas”, comentó.

LA INVESTIGACIÓN

De acuerdo con Pérez Vega, las revisiones que hacen –constantemente– a establecimientos que venden alcohol, ya sea con el permiso de la Cofepris (como fue el caso de la Compañía Club Cuarenta y Cinco) o en donde descubren a quienes lo hacen de manera clandestina, permitió encontrar las botellas contaminadas, donde incluso se apreciaban partículas flotando.

El seguimiento a la ruta de procedencia culminó en una bodega ubicada en Iztacalco, donde se aseguraron 985 mil 145 litros de bebidas alcohólicas (producto embotellado) y 30 mil litros más de alcohol –a granel– que no contaba con óptimas condiciones de producción. Todo esto será destruido en los próximos meses.

EMPRESA HOMÓNIMA

En la elaboración de la Norma Oficial orientada de Bebidas alcohólicas en el país aparece el nombre de una empresa con el mismo de la sancionada, con una variante. La penalizada se llama “Compañía Vinícola Club Cuarenta y Cinco S.A. de C.V”; la que colaboró en la elaboración de la ley: “Compañía Vinícola Club 45, S.A. de C.V”.

Cuestionado sobre la posibilidad de que la empresa sancionada participara con autoridades federales, Pérez Vega dijo que la Cofepris no sabía si se trata de la misma.

La dirección que la “Compañía Vinícola Club Cuarenta y Cinco S.A. de C.V” registró ante el SAT (Durango 8, Roma Norte) es la misma que tiene “Club 45”, consultables en internet.