Nacional

Adolescentes de Durango protagonizan intentos de suicidio colectivo

Las menores de la Escuela Secundaria Ignacio Manuel Altamirano de entre 12 y 14 años de edad, habían consumieron pastillas Clonazepam. La ingesta fue de 11 a 14 unidades de esta droga que provocó que las menores de edad fueran hospitalizadas. 
Corresponsal Martha Casas 
31 agosto 2017 18:55 Última actualización 31 agosto 2017 18:55
En aumento, las enfermedades mentales. (Cuartoscuro/Archivo)

Salud pública

DURANGO.- Ocho alumnas de la Escuela Secundaria Ignacio Manuel Altamirano (ESIMA) en la capital del estado de Durango, protagonizaron un intento de suicidio colectivo ingiriendo pastillas controladas; en lo que va de este año las autoridades de salud han recibido por lo menos a cinco grupos de estudiantes de secundaria que han entrado en la dinámica del suicidio colectivo y 21 adolescentes han sido internados por esa causa.

Las menores de la ESIMA que tienen entre 12 y 14 años de edad, habían consumido pastillas Clonazepam al interior de la misma secundaria, según lo reveló la madre de una de ellas quién asegura que la compra la hicieron al interior del plantel a cambio de 10 pesos por cada pastilla.

La ingesta fue de 11 a 14 unidades de esta droga que provocó que las menores de edad fueran hospitalizadas en el Materno Infantil y en la Cruz Roja.

Pedro Sanchez, Paidopsiquiatra del citado nosocomio indicó que la alumna más grave que llegó a urgencias, ingirió 11 pastillas de este medicamento controlado y además tiene antecedentes de depresión e intento de suicidio y farmacodependencia. Asimismo se atendió en este hospital a otra niña de 13 años que tomó también de pastillas del mismo tipo. El resto recibieron tratamiento ambulatorio o bien se atendieron en clínicas particulares.

A decir del médico de la Secretaría de Salud, en lo que va de este año se han atendido por lo menos 5 grupos de estudiantes de secundaria, entre 12 y 14 años de edad que han ingresado a la dinámica de suicidios colectivos lo han hecho generalmente a través de la ingesta de medicamentos. En estos grupos predominan cuadros y patologías de depresión y ansiedad graves.

Estos intentos de suicidio colectivos, son motivados por una persona que atrae a un grupo con las mismas características de depresión, ya sea patológica o transitoria; por ejemplo se detectó una joven farmacodependiente con problemas de intentos de suicidio que jaló a otra que recientemente habrá sufrido una pérdida trágica en su familia y motivada por ello aceptó entrar a la dinámica suicida.

De enero a la fecha se han internado a 21 pacientes adolescentes con cuadros suicidas que van de los 10 a los 15 años; el caso más grave fue un niño de 7 años, cuyo padre se suicidó y la mamá intentó hacerlo.