Nacional

Acusaciones en EU son 'malos entendidos': Exgobernador de Tamaulipas

Eugenio Hernández Flores, exgobernador de Tamaulipas que enfrenta una acusación por lavado de dinero en Estados Unidos, aseguró que los bienes que posee son producto de su trabajo y que los señalamientos en su contra y de su cuñado son "malos entendidos".
Perla Reséndez / Corresponsal
19 junio 2015 16:53 Última actualización 19 junio 2015 20:47
Eugenio Hernández Flores, exgobernador de Tamaulipas

Eugenio Hernández Flores, exgobernador de Tamaulipas. (Cuartoscuro/Archivo)

VICTORIA, Tamaulipas.- El exgobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, dijo que la acusación por lavado de dinero que Estados Unidos fincó contra él y su cuñado, Óscar Gómez Guerra, se trata de "malos entendidos".

En entrevista telefónica, señaló que las noticias que circulan en medios nacionales y de Estados Unidos se tratan de acusaciones viejas que le hiciera un fiscal por lavado de dinero y que en su momento fueron aclaradas.

El exgobernador dijo en un comunicado que respeta la acusación que la justicia de EU hace en su contra por supuestamente conspirar y enviar dinero ilícito, pero "quiero aclarar que estos días estaré analizando con mis asesores legales la mejor manera de poder aclarar estos supuestos a la brevedad y que todos sepamos la verdad", dijo el exgobernador

"Estoy tranquilo porque me he portado bien", agregó 


Aseguró que no tiene algún nexo con el narcotráfico y que comprobó que sus propiedades y cuentas bancarias son producto de su trabajo y no de actividades ilícitas.

En el comunicado el exmandatario dijo que fue investigado en México por el gobierno federal y en especial por la administración anterior y "logré demostrar la legitimidad de todos y cada uno de mis bienes y operaciones financieras por lo que la autoridad me otorgo el inejercicio de la acción penal", mencionó.

Precisó que antes de ser gobernador ejerció su carrera como ingeniero, lo que le permitió convertirse en un empresario del sector de la construcción, con lo que comenzó a sumar recursos, los cuales se añaden a los que obtuvo producto de su trabajo en el servicio público, por lo que cada peso y propiedad que posee es comprobable.

Agregó que pese a ser señalado en la prensa de tener una orden de aprehensión por el delito de lavado de dinero, se siente tranquilo y que tanto él como su cuñado Óscar Gómez contrataron un despacho de abogados para aclarar la situación.