Nacional

Acuerda Chihuahua y Durango frente anticrimen

Javier Corral, gobernador de Chihuahua y José Rosas Aispuro, gobernador de Durango, presentaron las estadísticas de los hechos violentos que se han registrado en los municipios colindantes de estos estados. 
Corresponsal Alejandra Ortiz
15 febrero 2017 18:52 Última actualización 15 febrero 2017 18:52
Reunión Javier Corral y José Rosas Aispuro.

Reunión Javier Corral y José Rosas Aispuro.

CHIHUAHUA.- El alto índice delictivo registrado en las fronteras de Chihuahua y Durango obligaron a las autoridades de ambos estados a formar una estrategia en conjunto para combatir a los delincuentes que aprovechan las condiciones territoriales para cometer delitos de alto impacto, a propósito de la falta de elementos policiacos y la jurisprudencia de cada entidad.

Fue durante una reunión en Hidalgo del Parral que los Gobernadores de ambas entidades, Javier Corral y José Rosas Aispuro presentaron las estadísticas de los hechos violentos que se han registrado en los municipios colindantes de estos estados, así como la importancia de establecer una estrategia coordinada para combatir con mayor fuerza a los grupos delincuenciales que operan en esta región del país.

Durante la reunión, César Augusto Peniche Espejel y Ramón Gerardo Guzmán Benavente, Fiscales de Chihuahua y Durango, respectivamente, aseguraron que el principal objetivo de esta operación en la que además se contará con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional y la Policía Federal, es compartir información y desarrollar acciones operativas que permitan ubicar y asegurar a quienes cometen homicidios, siembra, cosecha y trasiego de droga en los límites de los estados.

Así mismo, durante la reunión se abordó la importancia de unir a los agentes policiacos de las corporaciones de ambas entidades, ya que uno de los principales problemas que comparten, es la falta de efectivos policiacos, así como la corrupción entre los agentes, por lo que dentro de la estrategia se contempla el fortalecimiento de los cuerpos policiales mediante el reclutamiento de más elementos, así como la aplicación de más exámenes de control y confianza.