Aclara EPN que reformas no tienen sello ni color partidista
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Aclara EPN que reformas no tienen sello ni color partidista

COMPARTIR

···

Aclara EPN que reformas no tienen sello ni color partidista

Al encabezar la ceremonia del día del abogado en Los Pinos, el mandatario puso énfasis en que reformas como la energética o la educativa sólo buscan el bienestar colectivo.

Eduardo Ortega
13/07/2018
Enrique Peña Nieto, mandatario mexicano.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las reformas estructurales, aprobadas en la actual administración, se construyeron en un escenario de pluralidad, libertad y democracia, por lo que no tienen sello personal ni color partidista, afirmó ayer el presidente Enrique Peña Nieto.

Al encabezar la ceremonia del día del abogado en Los Pinos, el mandatario puso énfasis en que reformas, como la energética, la laboral y la educativa, cuyo único fin es el bienestar colectivo, ya se han traducido en beneficios tangibles para los ciudadanos.

“Sin embargo, como es propio de las transformaciones estructurales, su mayor potencial habrá de desarrollarse en los próximos años. Una vez más expreso mi reconocimiento a las diversas fuerzas políticas que, con visión de Estado, supieron anteponer el interés de México a ventajas partidistas. Las reformas no tienen sello personal ni color partidista, su único fin es el bienestar colectivo”, consideró.

El Ejecutivo refrendó la disposición de su gobierno para ofrecer garantías, respaldo y apoyo para propiciar una transición ordenada, pacífica un eficiente.

“Y con ello México acredite ante sí mismo y ante el mundo entero que es un país democrático que vive sus procesos en este clima de festividad cívica, y que es absolutamente respetuoso de los mismos”.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el ministro Luis María Aguilar, refirió, por su parte, que el 1 de julio pasado la ciudadanía decidió en libertad por quien consideró el mejor candidato, alguien quien –dijo– durante años dentro del sistema mismo de la democracia buscó pacíficamente la confianza de la sociedad.

Expresó que la independencia del Poder Judicial es la que garantiza el equilibrio de los poderes; la defensa de la Constitución frente a las arbitrariedades de las autoridades, y un freno de los atropellos de las mayorías hacia las minorías.

“Las condiciones de seguridad, estabilidad, remuneraciones dignas y capacitación, no son en beneficio personal de los juzgadores, ni mucho menos privilegios inconfesables de estos, sino condiciones necesarias para un servicio público indispensable, ineludible en un país democrático que busca tener paz en el respeto a los derechos humanos de todos y construir con ello una sociedad más justa”, consideró.